Público
Público

Redada en Barcelona contra el corte de pelo con 'final feliz'

Seis peluquerías chinas son inspeccionadas por ofrecer servicios sexuales sin licencia. Cuatro inmigrantes son detenidos y otros 17 quedan pendientes de expulsión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Seis peluquerías y casas de masaje chinas han sido este miércoles inspeccionadas en el barrio del Eixample de Barcelona, en una operación policial conjunta de los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y de la Guardia Urbana, que se ha saldado con 4 detenidos y 17 extranjeros pendientes de expulsión.

En la operación han sido identificadas 47 personas e inspeccionadas seis peluquerías y casas de masaje

En esta operación policial, bautizada con el nombre de 'Operación Permanente 2', han sido identificadas 47 personas, de las cuales cuatro han quedado imputadas por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, mientras que otras 17 han sido trasladadas a dependencias de extranjería por carecer de permisos de residencia o de trabajo.

Además, han sido levantadas seis actas de infracción administrativa contra los seis locales inspeccionados, aunque únicamente en uno de ellos se ha comprobado que los masajes ofrecidos iban acompañados de prestación de servicios sexuales, en lo que ya se conoce popularmente como 'final feliz'.

Los agentes entraron, de forma simultánea y desde las 18.30 horas, en seis peluquerías chinas, aunque en sólo una de ellas pudieron demostrar que se estaban ofreciendo servicios sexuales, y que no tenía ninguna licencia de actividad.

Uno de los registros fue en la calle Roger de Flor 84, en la peluquería 'Xin Lin Lin', en el que no hubo indicios de que ofrecieran servicios sexuales de forma ilegal; y otro en el número 65 de la calle Ali Bei, entre otros.

Frente a la peluquería de Roger de Flor, el intendente de la Guardia Urbana Sergi Amposta explicó a los medios que la operación tiene como objetivo constatar si se realizaban 'servicios de naturaleza sexual no permitidos por licencia', el popularmente conocido 'final feliz', tras observar la 'proliferación' de este tipo de negocios.

Un vecino de la misma calle Roger de Flor, Roberto, que vive frente a la peluquería, relató a Europa Press que han visto en esta y otras de la zona cómo desfilaban muchos hombres que 'entran sin peinar y salen igual', y aseguró que han detectado 'movimientos extraños' en la calle.

Los vecinos relatan que los precios eran muy bajos y que veían movimientos extraños en la calle

Otra vecina, peluquera de profesión, aseguró haber visto cómo dos de las trabajadoras salían una noche del local peleándose, y dijo que lo que es sorprendente son los precios, muy bajos.

No obstante, otro vecino comentó que no había percibido nada irregular y que todo lo que sabe sobre estas peluquerías lo ha visto en los medios de comunicación. 'Esto no nos ha preocupado nunca', señaló.