Público
Público

"La reducción a 110 sí que ha evitado accidentes"

Víctimas de tráfico y ecologistas critican la anulación de la medida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayor oposición a la decisión del Gobierno de no prorrogar el límite de velocidad de 110 kilómetros por hora en autovías y autopistas está abanderada por las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y los grupos ecologistas. Estas organizaciones criticaron ayer la reimplantación de los 120 km/h el próximo 1 de julio porque consideran que la rebaja de la velocidad máxima en las carreteras ha permitido reducir la siniestralidad y las emisiones contaminantes.

Así, la asociación Stop Accidentes calificó de 'muy acertada' la limitación de 110 km/h, que entró en vigor el pasado 7 de marzo, porque ha supuesto un 'ahorro para los bolsillos de los conductores' y, sobre todo, 'un ahorro de vidas humanas'. La rebaja de la velocidad máxima en autopistas y autovías, subraya el colectivo, lleva aparejada 'menos siniestralidad, menos accidentados graves y una importante disminución de los gastos asociados a los sistemas públicos de seguridad social que pagamos todos los españoles'.Por otra parte, las víctimas también defienden 'el ahorro energético' que ha logrado esta 'medida de reducción de la contaminación absolutamente necesaria'.

Greenpace defiende que el medio ambiente se ha visto beneficiado

Otra asociación de víctimas, DIA, también lamentó ayer la vuelta a los 120 km/h. Aunque fue una 'medida precipitada porque no se explicó bien a la sociedad', señala el presidente del colectivo, Francisco Canes, 'nadie ha sido capaz de decir qué tiene de malo'. A diferencia de Stop Accidentes, Canes defiende que la norma no tiene 'ninguna trascendencia energética ni medioambiental' e insiste en que 'no se ha ahorrado tanto porque la medida sólo afectaba al 1% del tráfico'.

Aun así, el presidente del colectivo asegura que la medida 'sólo tenía cosas buenas' y recuerda que, desde su entrada en vigor, la asociación reclamó 'el 110 definitivo' para estudiar 'cuántas vidas se pueden salvar con él'.

'La rebaja sólo tenía cosas buenas', afirma una asociación

Desde que el Gobierno dijo que el nuevo límite de 110 km/h era una medida 'económica' y no de 'seguridad vial', Canes vio claro que el cambio iba a ser temporal. 'Lo que realmente hace falta es reducir un 10% la velocidad máxima en todas las vías. Eso sí que generaría más fluidez en las carreteras, menos contaminación y más ahorro', insiste.

Para Canes, la derogación del 110 km/h obedece a intereses 'políticos y electorales'. 'Es como decirle al país que todavía hay esperanza, que las cosas pueden ir a mejor', interpreta así el presidente de DIA la bajada del precio del petróleo, que es el argumento utilizado por el Gobierno para volver a los 120 km/h.

Los colectivos que luchan por la protección del medio ambiente también se han sumado a las críticas contra la decisión del Gobierno. De hecho, las principales ONG ecologistas se reunirán el jueves con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, a quienes protestarán por restaurar los 120 kilómetros de velocidad máxima en carretera a partir del 1 de julio.

Greenpeace, por ejemplo, sostiene que el Gobierno no ha demostrado 'suficiente valentía' para mantener en vigor una norma que ha demostrado su eficacia en ahorro de combustible y emisiones de CO2. La responsable en España de la campaña de Transporte de esa organización, Sara Pizzinato, declaró a Efe que 'este es un mal momento para revocar una decisión a la que la población ya se había acostumbrado y que consiguió ahorrar en gasto público y privado'.

'España vuelve a convertirse en un país vulnerable al precio del petróleo, un mercado que ha demostrado ser extremadamente volátil', añade Greenpeace, que ha solicitado a la Administración la prórroga de la reducción de velocidad y que se vinculara a los objetivos de Naciones Unidas fijados sobre medio ambiente. 'Si no se actúa de forma contundente para reducir el consumo de petróleo, no se reducirán las emisiones que provocan el temido cambio climático', insiste Pizzinato.

Por otra parte, Ecologistas en Acción recalcó la 'incoherencia' de la decisión del Gobierno, que retira una norma después de reconocer sus ventajas. 'Como ha funcionado bien, lo suprimimos', titularon los ecologistas la nota con ironía. Estos destacan, por otra parte, la inclusión en el Plan para la Mejora de la Calidad del Aire, aún en borrador, de la reducción de la velocidad a 80 kilómetros por hora en la periferia de las ciudades en las horas punta.

Sobre la posibilidad de que el Gobierno mantenga una campaña por la reducción voluntaria de la velocidad en autopistas, como adelantó ayer Rubalcaba, el portavoz de Ecologistas en Acción, Paco Segura, señaló que 'lamentablemente está demostrado que lo único que funciona son las limitaciones estrictas'. 'Conocemos la dinámica habitual y si el límite es 120, se va a un poquito más', concluyó. .