Público
Público

Un referéndum acompañará a la manifestación del 15-O

La consulta preguntará a los ciudadanos sobre democracia y economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las decenas de manifestaciones que discurrirán por varias ciudades de España y de más de 70 países el próximo sábado no son la única actividad vinculada a la Spanish revolution que se celebrará ese día. El 15 de octubre es también la fecha elegida para llevar a cabo un referéndum popular que pedirá un sí o un no a cinco preguntas vinculadas a cinco grandes áreas sobre las que el 15-M ha centrado sus debates: democracia participativa, reforma del sistema electoral, transparencia política, independencia de los poderes públicos y una economía más sostenible. Sin embargo, la consulta no cuenta con el respaldo de la asamblea de Sol, el órgano donde se consensúan las acciones.

Los promotores del referéndum, un amplio grupo de personas que han participado de diferente forma en el Movimiento 15-M, buscan 'que la gente participe y tome conciencia de las necesidades de la sociedad', en palabras de uno de sus colaboradores, Andrés Fierro. Este sábado comenzarán las votaciones, pero la consulta se extenderá hasta el fin de semana anterior a las elecciones. 'El 15 de octubre queremos sumarnos a la jornada de protestas y lanzar el referéndum para que, a partir de ese día, más gente lo conozca y pueda votar hasta el 13 de noviembre', explica Fierro.

Las urnas se instalarán en 40 ciudades durante dos fines de semana

El sábado por la mañana, y hasta la hora en la que comienzan las manifestaciones, la organización abrirá mesas físicas de votación donde se podrán depositar los sufragios. Según sus estimaciones, habrá unos 40 puntos de votación repartidos por 40 ciudades. Desde ese momento, se podrá también ejercer el voto por internet a través de una plataforma habilitada para ello. La posibilidad de votar físicamente se volverá a abrir el fin de semana del 12 y 13 de noviembre, cuando las urnas saldrán de nuevo a la calle.

Aunque el resultado final de las votaciones no se conocerá, por tanto, hasta mediados de noviembre, los organizadores llevarán a cabo varios recuentos parciales durante las semanas que dura la consulta. En cualquier caso, el objetivo del referéndum es más simbólico que práctico. 'Nuestra propuesta es humilde, sin grandes aspiraciones, fundamentalmente queremos que la gente se exprese', asegura Fierro. El grupo organizador no descarta emprender otro tipo de acciones una vez acabada la consulta.

Se podrá votar desde este sábado hasta una semana antes del 20-N

No tienen cifras previstas de participación, aunque esperan que las manifestaciones del sábado sirvan de impulso para que más gente se anime a votar. En una red social, cerca de 33.000 personas han confirmado que participarán en la consulta. La organización cuenta con el apoyo de voluntarios y de algunas asociaciones locales que darán soporte al referéndum. Un bar de Barcelona, por ejemplo, cederá dos ordenadores desde los que se podrá votar y, en Girona, una asociación organizará la consulta en su local.

Para votar por internet será necesario tener el DNI electrónico, su contraseña (que se obtiene en las comisarías) y un lector de este documento. A las personas que voten físicamente también se les pedirá su documento de identidad. En los dos casos, los voluntarios comprobarán que los DNI son válidos y que la persona es mayor de 18 años. Un programa informático verificará que nadie vota dos veces.

Para participar por internet es necesario tener un lector de DNI electrónico

La organización ha tramitado la documentación necesaria para cumplir con la Ley de Protección de Datos. La herramienta que permite el voto electrónico garantiza, además, que la identidad del votante permanezca disociada de su sufragio.

'El programa no desencripta los votos individualmente, sino colectivamente, y el proceso será universalmente verificable, es decir, que cualquier persona con conocimientos de informática o matemáticas podrá comprobar que ha sido limpio', afirma Raimond García, uno de los desarrolladores.