Publicado: 29.08.2011 08:00 |Actualizado: 29.08.2011 08:00

La reforma electoral amenaza con dejar fuera de juego a casi 800.000 electores

El vacío legal sobre cómo deben captar firmas las fuerzas sin escaño para presentar listas pone trabas a sus votantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) amenaza con dejar fuera de juego en los comicios del 20-N a 772.000 electores, aquellos que en 2008 optaron por algu-no de las 86 partidos que lograron votos pero no escaños. La reforma obliga a las fuerzas extraparlamentarias a recoger más de 35.000 firmas en 20 días si quieren presentar candidatura en todas las circunscripciones del país. Pero, cuando faltan menos de tres meses para las elecciones, la Junta Electoral Central (JEC) sigue sin desvelar cómo deberá procederse a la recogida de avales y qué documentación tendrán que aportar los partidos para garantizar su autenticidad.

La nueva norma electoral, aprobada el 28 de enero, esta-blece que las fuerzas extraparlamentarias deberán reunir el 0'1% de las firmas de los electores de cada una de las circunscripciones en las que quieran presentarse. Con la dificultad añadida de que ningún elector podrá avalar a más de una candidatura. Todo ello implica que muchas de las formaciones políticas que se ven afectadas por la reforma no podrán participar en los comicios del 20-N.

De los 98 partidos que participaron en 2008, sólo 12 están exentos de firmas

De los 98 partidos que concurrieron a las generales de 2008, todos salvo uno obtuvieron votos. Pero sólo 12 consiguieron escaño a través de diez candidaturas y, por ende, tienen asegurada su participación el 20-N. Las 86 formaciones políticas restantes recibieron los votos de 772.052 ciudadanos y ningún puesto en el Congreso. Ahora, deberán plegarse a los nuevos requisitos legales. La ley establece que cada ciudadano sólo podrá avalar una candidatura, lo que complica más las cosas.

La medida, que favorece a las formaciones parlamentarias, puede tener un efecto perverso: incrementar la absten-ción o, en todo caso, el voto en blanco. Sobre todo, porque nadie garantiza que se produzca un trasvase automático de votos desde aquellas fuerzas que no logren presentar listas hacia aquellas que tienen asegurada su participación en la carrera electoral.

Tras la reforma, los partidos pequeños o de reciente creación, como Equo, se enfrentan a una situación complicada: han de reunir firmas equivalentes al 0,1% del censo electoral de la circunscripción donde quieran presentarse y hacerlo en los 20 días que separan la publicación en el BOE del decreto de convocatoria de elecciones y el final del plazo para la presentación de candidaturas.

La doctrina del TC favorece la flexibilidad en los requisitos

Respecto a la recogida de firmas, en otros ámbitos existe reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC) que opta por la "interpretación de la legalidad más favorable a la eficacia de los derechos", es decir, por que las condiciones se orienten "hacia un criterio antiformalista que permita un mejor y más eficaz ejercicio de esos derechos de participación democrática". Así lo expone la sentencia 89/1999 del Tribunal Constitucional, dictada el 25 de mayo de ese año.

Esa doctrina es la que esperan ver plasmada ahora los partidos afectados por el cambio legislativo. Y, en espera de que la JEC emita una instrucción con los criterios aplicables, las fuerzas extraparlamentarias ya preparan su estrategia. Por ejemplo, el Partido Humanista está elaborando ya un manual sobre cómo recoger las firmas, cuenta su secretaria de prensa, Gloria López.

Algunos partidos no descartan acudir a los tribunales para impugnar la medida

Pero la iniciativa más innovadora tiene que ver con el uso de las nuevas teconologías para movilizar al electorado en busca de los preciados avales.El partido Pirates de Catalunya ha lanzado la plataforma yoavalo.org, una web desde la que se puede realizar un pre-aval de los 20 partidos que forman parte de este proyecto. Una vez enviada la firma virtual, la web responde con un mensaje automático. "Gracias por colaborar. Hacia finales de septiembre contactaremos contigo para indicarte cómo formalizar el aval". Y parece que el sistema funciona: Equo, uno de los partidos que participan en la web, consiguió en sólo cuatro días el 25% de los apoyos que necesita en Madrid (4.500 firmas).

Para Juan López de Uralde, exdirector de Greenpeace España y promotor de Equo, el pre-aval les ayudará enormemente en esta labor de acercamiento a la ciudadanía. "Nos va a permitir contactar directamente con la gente para que, llegado el día, ratifiquen su aval", explica. "Además, les pediremos que vengan con dos o tres amigos", bromea. Uralde se muestra optimista sobre las posibilidades de su formación de alcanzar la cuota. "Tenemos una estrategia y muestras del apoyo social cada día. Es un reto, pero creo que lo vamos a conseguir", afirma confiado.

Sin embargo, no todos están dispuestos a acatar las órdenes de la JEC a cualquier precio. "Si ponen unos criterios imposibles, llegaremos hasta el final con la denuncia de la situación", anuncia Raúl Camargo, de Izquierda Anticapitalista. "O podemos optar por la desobediencia: reunir las firmas sin los requisitos que exigen por ser desmesurados", explica. Su partido prepara un blog, 20Nlibreparticipación.org, que busca difundir la reforma y captar apoyos entre sus simpatizantes, aunque no descarta acudir a los tribunales. "Haremos cuanto podamos por evitar que se consume la exclusión de tantas fuerzas políticas. Si van a hacerlo, al menos no se lo pondremos fácil", sentencia Camargo.