Público
Público

La reforma electoral avanza con la indignación de IU y UP

Llamazares acusa a PSOE y PP de primar "bipartidismo sobre representatividad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El interés de una mayoría no puede negar los derechos de una minoría, y ustedes están negando los derechos de las minorías de carácter estatal a ser representadas dignamente en el Congreso'. El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, chocó este jueves de nuevo contra el muro de la reforma electoral que sostienen el PSOE, el PP, CiU y PNV . El Congreso tumbó el texto alternativo presentado por IU para garantizar la correcta representatividad del Parlamento en los términos que aconsejó a la Cámara el Consejo de Estado.

La tramitación de la reforma seguirá así adelante ajena a los argumentos de IU y UPyD y también a la reclamación de Coalición Canaria (CC), que rechaza las limitaciones acordadas para el voto de los emigrantes españoles en los comicios municipales.

'Sé que los grupos mayoritarios antepondrán sus intereses electorales a los intereses generales, que prevalecerá el bipartidismo sobre la representatividad', adelantó Llamazares, anticipándose al resultado final de la votación. Aún así, el portavoz de IU anunció que perseverará en su demanda 'para modificar una ley que quiere ilegalizar un millón de votos, que son los que tiene IU-ICV y se traducen, sin embargo en sólo dos diputados.

UPyD apoya la misma reclamación, que su portavoz, Rosa Díez, sustanció en 'el derecho de los ciudadanos a que su voto valga igual que el de su convecino, viva en la parte de España en la que viva y vote a la opción política que vote'. El futuro sistema electoral, apenas retocado en lo sustancial, también sacrifica los votos a UPyD, según esta formación. 'Ni el PSOE ni el PP quieren cambiar una ley que les garantiza perpetuarse en el poder', admitió Díez, 'pero ambos estarán más dispuestos a cambiarla cuando necesiten a un tercero para mantenerse en él', advirtió.

UPyD condiciona cualquier futuro apoyo a otros partidos a una reforma de la ley electoral que mejore la proporcionalidad del sistema, cuyas carencias reconoce el propio Consejo de Estado en el informe que le solicitó el Congreso para acometer esta reforma legislativa.

CC reclamó, también sin éxito, que se permita a todos los emigrantes votar en las elecciones locales y tachó de 'latrocinio' que se restrinja su participación a aquellos censados en el municipio.

CiU y PNV defendieron la modificación que han pactado con el PSOE y el PP. '¿Qué tiene de escándalo, de antidemocrático o de injusto este sistema? A mi modo de ver, nada', replicó el representante del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro. 'El 3% de esta Cámara propone que hagamos cambios sustanciales en el sistema electoral para transformar un sistema que apoya el 97% del Congreso', recriminó a IU y UPyD el diputado socialista Elviro Aranda.

El Congreso aprobará el texto el próximo martes para enviarlo al Senado y facilitar que entre en vigor antes de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2011.