Público
Público

La reforma electoral no variará la representación

PP y PSOE entierran la posibilidad de mejorar la proporcionalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Izquierda Unida cuenta con dos diputados en el Congreso sumando el representante de ICV pese a tener casi 970.000 votos. Para sentarse en la Cámara, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, necesita el apoyo de cerca de medio millón de votos. Por el contrario, cualquier diputado del PSOE o el PP Zapatero o Rajoy precisa poco más de 65.000 votos.

IU ha hecho del intento de corregir esta disfunción una cuestión de Estado que el Congreso enterrará definitivamente hoy, cuando se apruebe el dictamen elaborado por la subcomisión creada en la Cámara en septiembre de 2008 para estudiar la reforma de la Ley Electoral.

IU y UPyD querían una fórmula que no castigase a sus votantes

Ninguna de las modificaciones de fondo defendidas por IU para garantizar una mayor proporcionalidad del sistema electoral figuran en las conclusiones de la subcomisión, a las que tuvo acceso Público. PSOE, PP, CiU, PNV y Coalición Canaria se unieron en marzo para derrotar las intenciones de IU, que sólo UPyD comparte.

La reforma electoral que aprobará hoy el Congreso no modificará, por tanto, el grueso del sistema, haciendo caso omiso al informe que el Consejo de Estado remitió en 2009 al Congreso y en el que se admitía la falta de proporcionalidad del actual sistema electoral. Por esta razón, IU emitirá hoy un voto particular cuando se someta el dictamen de la subcomisión al criterio de los grupos.

Las modificaciones cercan a Batasuna y mejoran el sufragio emigrante

Esta opinión discrepante recogerá la esencia de la propuesta con la que la federación considera que sí se corregiría el problema. Modificaciones coincidentes, en muy buena medida, con las recomendaciones del Consejo de Estado: aumentar a 400 el número de escaños, suprimir el mínimo de diputados por provincia fijado ahora en dos representantes y sustituir la fórmula D'Hont para el recuento de votos por la Sainte-Laguë, que se aplica en los países nórdicos y no premia a los partidos más votados.

Estas reclamaciones son la savia del voto particular que alzará hoy IU en el seno de la subcomisión, que cerrará más de año y medio de trabajo con algunas modificaciones de calado que, sin embargo, no alteran la médula del sistema electoral .

Entre las principales modificaciones que recoge el dictamen figuran las que regulan el voto de los emigrantes, que ya no podrán ejercerlo en las próximas elecciones municipales. Los 1,3 millones de españoles inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) mantendrán todos sus derechos en el resto de comicios. Además, los emigrantes podrán ejercer su voto por correo como hacen en la actualidad, siempre que lo soliciten previamente, o depositarlo en las urnas que se habilitarán en los consulados.

Estas modificaciones se estrenarán en las próximas elecciones locales y autonómicas de mayo de 2011 en las que, además, cada elector podrá introducir su voto en la urna personalmente, tarea que ahora realizan los presidentes de mesa electoral.

Con todo, la reforma más sustancial impedirá que Batasuna o cualquier partido ilegalizado pueda concurrir a unas elecciones cobijándose en las listas de un partido legal, modificación fraguada al paso del acercamiento entre Batasuna y Eusko Alkartasuna en torno a un eventual pacto electoral que ya resultará inútil.

Este punto de la reforma se votará hoy por separado y cuenta con el rechazo de IU y el PNV. El portavoz parlamentario del Grupo Vasco, Josu Erkoreka, anunció ayer que no apoyará la iniciativa, al constituir un paso más en la ruta de la Ley de Partidos, que su formación siempre ha considerado 'desacertada e inoportuna'.

Según Erkoreka, 'el uso caprichoso y arbitrario' que se ha hecho de esta ley ha arrojado resultados 'estrambóticos'. Tampoco IU apoyó en su día la Ley de Partidos, por lo que no respaldará hoy este aspecto concreto de la reforma.

Gasto y subvenciones

La subcomisión sobre la reforma electoral recomienda 'aminorar' el gasto electoral. PSOE y PP cerraron la semana pasada el acuerdo de recortar un 15% la costosa factura de las elecciones. Este compromiso afectaba también a las subvenciones que reciben los partidos en función de sus resultados y para el envío de propaganda electoral. Estas partidas no se verán finalmente mermadas para poder concitar el apoyo de los partidos minoritarios, muy reticentes en principio, dada su estrechez económica.

Diputados de baja

La telemática se pondrá al servicio de aquellos diputados de baja o con permiso de maternidad para que puedan ejercer su derecho al voto -decisivo en ocasiones- si el Reglamento del Congreso se adapta a las recomendaciones que formula la subcomisión.