Público
Público

Los republicanos serán la quinta fuerza

El partido de Joan Puigcercós logran diez escaños, ampliamente sobrepasados por el PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esquerra Republicana estaba preparada para afrontar ayer un mal resultado. Pero el que les otorgó las urnas fue el peor de los peores. El Partido Popular no sólo le arrebató la tercera posición, sino que le pasó ampliamente por delante. Y lo que ni se tenía en cuenta: los republicanos quedaron incluso unos cuantos votos por debajo de ICV-EUiA, a la que igualó en diez diputados.

Tras confirmarse la pérdida de más de 200.000 votos, el 50% de su electorado de 2006, los miembros del partido comparecieron envueltos en un largo silencio, que rompieron sólo cuando apareció el presidente de ERC, al que arroparon con un aplauso. Joan Puigcercós lo agradeció y admitió la derrota. 'Teníamos un objetivo difícil, que era condicionar la política catalana. No lo hemos logrado', afirmó. El líder republicano se dirigió a los ciudadanos, que apoyaron a ERC en las pasadas elecciones y que no lo han hecho esta vez para asegurarles que la formación trabajará en adelante para 'recuperar su confianza', mediante una 'actitud constructiva para vestir una alternativa de la izquierda independentista'.

Los resultados de ERC son los peores desde 1988, cuando obtuvo seis diputados. Deja atrás una década dorada, después de tocar techo en 2003 con 23 diputados y lograr mantenerse en 2006 con 21.

El votante independentista no ha perdonado a ERC el segundo Tripartito, con José Montilla como presidente, y el despliegue de un Estatut que los republicanos no apoyaron en la legislatura anterior, lo que motivó su salida del Gobierno. 'En 2003 hubo una primera alternancia. Ahora los ciudadanos quieren una segunda', aceptó Puigcercós.

Precede la debacle de ayer el bajón en las últimas generales, cuando ERC pasó de ocho a tres diputados. Entonces, Puigcercós anunció que dejaba su cargo como conseller de Governació e iniciaba el asalto a la presidencia de Esquerra Republicana, que le birló a Josep Lluís Carod-Rovira. En lo que ayer podía ser su plebiscito más allá del partido, fracasó.

DISPLAY CONNECTORS, SL.