Publicado:  22.10.2011 11:35 | Actualizado:  22.10.2011 11:35

"El respeto al profesor depende de los alumnos y de la sociedad"

Entrevista con Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011

 

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El psicólogo Howard Gardner (Scranton, Estados Unidos, 1943) ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011. Su teoría de las inteligencias múltiples, que sostiene que cada persona posee al menos ocho habilidades cognoscitivas, también le ha hecho merecedor del título de doctor honoris causa de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, que recoge .

Es el padre de la teoría de las inteligencias múltiples. ¿Alguien puede llegar a dominarlas todas?

Muchas personas son buenas en muchas o alguna de estas inteligencias [lógico-matemática, cinético-corporal, musical, espacial, naturalista, interpersonal e intrapersonal] y otros, no. Pero nunca volveremos a tener un genio universal como Da Vinci porque hoy el conocimiento es muy especializado. Eso ya forma parte de la historia, aunque Steve Jobs no lo hizo mal del todo.

¿Falta cultura general?

Creo que hay demasiado conocimiento general. Y los mayores se quejan de que los jóvenes no conocen a tal o cual rey. Hoy día si no conoces a alguien, lo puedes consultar en el teléfono móvil, por lo tanto sería una pérdida de tiempo proporcionar este tipo de conocimientos. Es más importante infundir curiosidad en los estudiantes y que eso los lleve a interesarse por quién fue Lincoln o Franco, y aprender los métodos mediante los cuales se descubren cosas o se obtiene información. Sólo así se puede llegar a discernir lo que es verdad de lo que es un rumor.

En la Comunidad de Madrid hay un instituto de excelencia, ¿es correcto separar a los alumnos más capaces?

Para ciertas cosas, los estudiantes deberían estar juntos puesto que todos vivimos en el mismo planeta. Todos somos humanos y sería injusto crear este tipo de separaciones artificiales. Al mismo tiempo, para otras cosas, debería haber una separación. Por ejemplo, si alumnos de 14 años ya están preparados para aprender cálculo y otros todavía no han entendido en qué consiste multiplicar, no tiene ningún sentido que estén juntos porque eso es frustrante tanto para unos como para otros. Por lo tanto, el profesor debería ser más una especie de director de orquesta. Para algunas actividades, todos tocan al unísono y para otras, se necesitan solistas.

En España la profesión de docente está desprestigiada. ¿Eso es un problema para un país?

No es un problema exclusivo de España. También pasa en Estados Unidos o Reino Unido. Hay mucho que aprender de los sistemas educativos de Europa Oriental y de los países escandinavos. El respeto no es algo que se pueda pedir, sino que se tiene que ganar. Y los niños ven la diferencia entre el profesor que pide ser respetado sin ninguna otra razón y el que se gana el respeto de los estudiantes. Pero también es importante cómo trata el resto de la sociedad a los profesores. Los niños ven la relación y la conexión entre los políticos, los actores y los famosos, pero también con los profesores. En Finlandia y en Singapur el profesor se gana el respeto, pero a la vez es respetado también por la sociedad.

Ha asegurado que los niños rara vez escuchan a sus padres, pero que sí se fijan en lo que hacen sus padres. Eso entra dentro de los valores, ¿qué valores defiende usted?

Los padres tienen que ver cuáles son sus verdaderos valores y transmitirlos de la mejor manera posible. En el momento en el que vean que no pueden transmitir esos valores, deben admitirlo y mostrarse abiertos ante sus propias carencias. Yo, como padre y abuelo, intento transmitir cómo ser una buena persona, un buen trabajador y un buen ciudadano. Y cuando veo que tengo alguna carencia, lo admito e intento mejorar.

PUBLICIDAD

Comentarios