Público
Público

El rey abandona el hospital tras su operación de tendón de Aquiles

Don Juan Carlos necesitará dos o tres semanas de reposo absoluto y tres o cuatro de rehabilitación. Durante unas semanas no le veremos en actos públicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey ha salido de la clínica San José de Madrid, donde esta madrugada ha sido operado con éxito del tendón de Aquiles del pie izquierdo. Sobre las 21.15 de la noche llegaba ayer al hospital, frente al que ya hacían guardia numerosos medios de comunicación. A las 7.30 de la mañana, tras diez horas y media en el centro hospitalario, Juan Carlos I ha salido con ropa deportiva en un monovolumen de cristales tintados y a estas horas ya se encuentra en la Zarzuela, donde pasará el postoperatorio.

El rey no ha necesitado anestesia general ni hospitalización en una operación que ha sido realizada en la misma clínica y por el mismo equipo médico que le operó el pasado 3 de junio, cuando se le colocó una prótesis en la rodilla derecha y después pasaría una semana en la clínica Planas de Barcelona para el postoperatorio. 

El director de la Unidad de Traumatología y Recuperación avanzada de este centro y director médico de la clínica iQtra, el doctor Ángel Villamor, que ha encabezado la cirugía, ha indicado que el alcance de la operación ha sido la rotura del tendón y que tras la intervención el rey ha permanecido unas horas recuperándose de la anestesia epidural aplicada.

La tercera operación a que se somete el rey en un año requerirá reposo absoluto durante dos o tres semanas y tres o cuatro meses de rehabilitación, por lo que durante unas semanas no le veremos en actos públicos. No obstante, desde la Casa Real aseguran que tiene previsto reanudar su agenda pública de actividades oficiales este mismo mes, ya que, aunque de momento no podrá permanecer de pie, realizará actividades de despacho.

Según informa un parte médico emitido por la Casa Real, la operación ha consistido en la reconstrucción del tendón, mediante cirugía abierta, reforzada con auto-injerto y plasma rico en factores de crecimiento.

Según informaron fuentes de la Casa Real, durante una cena a la que asistió a principios del pasado agosto en el club náutico de Palma de Mallorca, don Juan Carlos sintió un dolor en la pierna izquierda. Los médicos decidieron inmovilizársela colocándole una bota ortopédica especial, con la que se le pudo ver durante la visita del Papa Benedicto XVI a mediados de ese mes.