Publicado: 13.12.2011 01:29 |Actualizado: 13.12.2011 01:29

El rey deja caer a su yerno al mes de estallar el escándalo

La Casa del Rey declara que no ha tenido un comportamiento "ejemplar" y le aparta de la agenda, pero sin exigirle que devuelva el dinero desviado por su ONG

 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Treinta y cinco días después de que el juez que investiga los manejos económicos de Instituto Nóos lanzara una batida de registros en Barcelona y señalase a Iñaki Urdangarin como urdidor de una trama para "apoderarse" de fondos públicos, la Casa del Rey anunció ayer por fin que aparta al duque de Palma de su agenda oficial. El motivo, que su comportamiento no "parece" haber sido "ejemplar".

Formulado por el nuevo jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, durante un encuentro informativo en la Zarzuela, el anuncio quedó enmarcado en una larga alocución sobre la pérdida de confianza ciudadana en la monarquía, un hecho que el portavoz atribuyó "a causas propias y a la forma en que el CIS hace las encuestas". El anuncio de este apartamiento por "acuerdo mutuo" dejó una incógnita: la de si la infanta Cristina, que comparte con su marido una de las empresas investigadas, también desaparecerá de la agenda.

Spottorno habla de "juicio popular al estilo de otros regímenes"

"Ya veremos", respondió Spottorno, quien también anunció que la Casa del Rey publicará su cuentas en su web antes de fin de año, con detalle de "partidas y subpartidas" sobre la asignación estatal (8,43 millones para sostenimiento del rey y su familia). Simultáneamente, la institución ha creado ya una comisión con el encargo de "reducir" cifras en otras partidas presupuestarias no visibles no contienen mención a la Casa del Rey, como aquellas en las que se subsumen los gastos de seguridad, parque móvil, Guardia Real o de las plantillas de Patrimonio Nacional.

Las fuentes consultadas tras la comparecencia de Spottorno consideran previsible que la información volcada en la web desglose las asignaciones percibidas cada ejercicio por los príncipes de Asturias y las infantas Elena y Cristina, aunque no dieron garantías. En cualquier caso, la próxima divulgación de las cuentas constata que ningún obstáculo había para la demorada transparencia contable de la Casa del Rey.

El apartamiento del consorte se produce tras su comunicado del sábado

Aun con la relevancia que posee un gesto inédito como el proclamado ayer, todo queda en el ámbito de lo simbólico. La Casa del Rey, justificó su portavoz, "no puede ir más allá" ni está en condiciones de pronunciarse sobre si hubo o no delito. Pero que el rey haya dejado caer a Urdangarin indica que considera graves las noticias sobre el caso "confusas pero ilustrativas", definió Spottor-no y elimina el blindaje simbólico del que podría gozar el duque de cara a su más que probable imputación.

Pero, de momento, nada indica que el monarca planee reclamar a su yerno la devolución de los 747.889 euros que la empresa que comparte con su mujer, Aizoon SL, cobró de Instituto Nóos, presidido por Urdangarin entre septiembre de 2003 y junio de 2006. Ni la devolución, tampoco, de los 2.794.440 que percibió Nóos Consultoría Estratégica SL, propiedad de Urdangarin al 50% hasta junio de 2006. Aizoon y Nóos encabezan el grupo de cinco empresas en cuyas cuentas acabaron los 5,8 millones aportados a Instituto Nóos por la Generalitat valenciana y el Govern balear. Así lo desvela el informe de Hacienda entregado al juez y sobre el que Público viene informando.

Ayer, el portavoz de la Casa del Rey declaró que no es de su "competencia" que la infanta continúe o no como copropietaria de Aizoon SL. Sobre Urdangarin, Spottorno marcó distancias al recalcar que sólo es duque "consorte", cuya "presunción de inocencia" defendió de forma explícita, no obstante. A la pregunta de si la Casa del Rey sopesa la elaboración de un estatuto que regule las actividades privadas de sus miembros, Spottorno respondió que la institución carece de "iniciativa legislativa".

El portavoz del rey cree que los métodos del CIS perjudican

La condena al ostracismo dictada por el rey contra su yerno llega tras el comunicado que el duque de Palma leyó a la agencia Efe el sábado por la noche en Washington. En esa declaración, la segunda desde que el 7 de noviembre comenzaron los registros policiales, Urdangarin habló del "grave perjuicio" sufrido por la familia real. Pero lo atribuyó no a sus actividades sino a las "noticias y comentarios" publicados sobre ellas.

La reacción de Zarzuela toma así visos de mazazo de réplica, aunque Spottorno aprovechó su larga exposición ante los periodistas para lamentar lo que definió como un "juicio popular" propio de regímenes dictatoriales. Tras el efímero anuncio del pasado martes sobre los planes para limitar el rango de miembros de la familia real a los reyes, los príncipes de Asturias y sus hijas, la Casa del Rey rectificó y atribuyó lo ocurrido a una "confusión". Ahora, pocas opciones quedan para la marcha atrás.

Antes de fin de año, la Casa del Rey publicará sus cuentas en su web

El portavoz de la Casa del Rey se quejó en tono grave de las "filtraciones constantes" sobre la investigación. Ese panorama, dijo Spottorno, "nos sitúa en la peor de las situaciones posibles, con un goteo de datos que son secretos para él pero públicos para cualquier otro". Pero los datos que, con independencia de su trascendencia penal, mejor dibujan cómo Urdangarin se lucró gracias a su ONG proceden del informe de Hacienda que viene publicando este diario. Y esos datos obran en poder de Nóos y de las empresas de su órbita, cuya facturación conjunta superó 16 millones en nueve años. Los números proceden del llamado Modelo 347, la declaración anual de ventas (cobros) y compras (pagos) que cualquier mercantil debe depositar en la Agencia Tributaria.

El juez sospecha que las piezas del conglomerado cruzaron facturas se vendieron entre sí servicios por ocho millones para acrecentar gastos y minorar impuestos. Y cree que el grupo desvió no menos de 470.000 euros a una o varias cuentas extranjeras ligadas a una compañía con domicilio en el paraíso fiscal de Belice. Tomando como base los datos bancarios que también obran en poder de los investigados, el informe de Hacienda desvela que Instituto Nóos remitió a Reino Unido 420.000 euros en 2007 mediante 11 transferencias. La primera de ellas partió de España el mismo día en que De Goes Center Stakeholder Management SL envió al mismo destino otros 50.000 euros. De Goes aparece en la investigación como una herramienta clave en la presunta evasión de capitales por parte de la trama asociativo-empresarial.

Con un tono que rozaba la censura, Spottorno también subrayó la larga duración de las investigaciones y el hecho de que lo relativo a Instituto Nóos se investigue "en la pieza separada 25" del caso Palma Arena. Y pidió celeridad. Según sus palabras, el caso Palma Arena lleva en instrucción "cuatro años". Y el de Nóos, se investiga "desde 2010". En realidad, el primero arrancó en 2008. Y las pesquisas efectivas sobre Nóos, en primavera de este año.