Público
Público

El rey recibe el alta tras su operación de rodilla

Caminará durante dos semanas con unas muletas que incorporan luces y sonidos. "Tiene claxon y todo", comenta el monarca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey ha recibido hoy el alta hospitalaria, dos días después de serle implantada una prótesis en la rodilla derecha, y llevará muletas durante dos o tres semanas, mientras comienza un proceso de recuperación que completará previsiblemente al cabo de un mes o mes y medio.

Pocos minutos antes de las 14:00 horas, Don Juan Carlos abandonaba en un monovolumen con los cristales tintados el Hospital USP San José de Madrid, donde, dos horas y media antes, el traumatólogo que le había operado, Ángel Villamor, y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Avelino Barros, habían firmado el parte de su alta hospitalaria.

Este parte médico, dado a conocer ante los medios informativos por el director gerente del hospital, Javier de Joz, señalaba que el jefe del Estado 'camina con muletas con autonomía' y 'debe continuar en las próximas semanas con el protocolo de tratamiento de fisioterapia y con las revisiones postoperatorias, en régimen ambulatorio'.

Don Juan Carlos seguirá posiblemente en Barcelona ese proceso de rehabilitación y revisiones médicas, si bien la Casa del Rey no ha confirmado este extremo. Antes de abandonar el centro hospitalario el rey, vestido con chaqueta y corbata y apoyado en dos ligeras muletas, se ha despedido de los médicos ante la puerta de su habitación de la tercera planta.

Tras agradecer a todos su trabajo y fotografiarse junto a ellos, Don Juan Carlos ha bromeado sobre el diseño de las nuevas muletas, que incorporan un mecanismo con luces y sonidos para facilitar la movilidad del paciente: 'Tiene claxon y todo', comentaba divertido el Monarca, mientras probaba el dispositivo.

Las muletas tienen un mecanismo para facilitar la movilidad del paciente

El rey, a quien el equipo dirigido por Ángel Villamor le implantó el pasado viernes en la rodilla una prótesis articulada de titanio para remediar los dolores provocados por el deterioro de una antigua lesión deportiva de 1991, empezó ayer a apoyar por completo el pie derecho en el suelo e inició los primeros ejercicios de 'fisiotrapia intensiva'.

A partir de ahora, proseguirá su tratamiento de rehabilitación en régimen ambulatorio y, previsiblemente, dentro de un mes o mes y medio recuperará por completo su actividad física habitual.