Publicado:  14.04.2012 16:12 | Actualizado:  14.04.2012 16:12

El rey sufrió un "tropezón con un escalón" a las cinco de la madrugada

El monarca permanecerá ingresado durante cuatro o cinco días, según ha explicado el doctor que le ha operado de la cadera. Se recuperará por completo en un mes

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey sufrió un "tropezón casual con un escalón". El accidente tuvo lugar en la madrugada del jueves al viernes durante su viaje de caza en Botsuana, y le provocó la ruptura de la cadera de la que ha sido intervenido en la clínica USP San José de Madrid. Ángel Villamor, el médico que ha operado al monarca, ha asegurado en rueda de prensa que el percance tuvo lugar a las "cuatro o cinco de la madrugada" en la "residencia" en la que se alojaba en el país africano.

Villamor ha asegurado que a pesar de que "se podía haber reconstruido" la cadera de Juan Carlos de Borbón, finalmente, el equipo médico que lo operó optó por colocarle una prótesis para "dar solución a la fractura, y a la artrosis" que padece desde hace meses. De esta forma, prevén no tener que intervenir al rey en esa zona "nunca más". 

La operación a la que ha sido sometido el jefe del Estado tuvo una duración de dos horas y cuarto y concluyó con un "resultado satisfactorio". El doctor Villamor ha indicado, además, que el rey tuvo que pasar ocho horas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del mencionado centro hospitalario, pero que actualmente está en planta, no tiene dolores y puede mover la cadera "con bastante amplitud".

El monarca, añadió el cirujano, se someterá esta misma tarde al primer tratamiento de fisioterapia con el objetivo de que pueda ponerse en pie por sí mismo en las próximas horas. Asimismo, Villamor ha alabado las "ganas" de Juan Carlos de Borbón por "incorporarse lo antes posible" a sus compromisos profesionales, a pesar de que reconoció que deberá permanecer ingresado "unos cuatro o cinco días". "En uno o dos meses puede estar haciendo toda la actividad física y en una semana puede retomar la actividad de despacho", ha añadido.

Villamor también ha dado más detalles sobre el viaje que trajo ayer al rey de vuelta desde Botsuana, donde se encontraba cazando elefantes, según han informado varios medios. Ha asegurado que durante las ocho horas que duró el trayecto hasta Madrid, "pudo venir sentado" y quiso dejar claro que el el vuelo se realizó en un avión "normal". Juan Carlos de Borbón iba acompañado por un médico y fue tratado con analgésicos desde el primer momento por lo que "apenas se quejó de los dolores" que, apuntó causa este tipo de lesiones.

El rey podrá recibir visitas y transmitir así el "espíritu de sacrificio" que según Villamor ha demostrado desde que ocurrrió el accidente. El monarca ha asumido la ruptura de la cadera "como parte de su actividad física", está "absolutamente animado" y "apenas se queja de los dolores". Mañana por la mañana se hará público un nuevo parte médico.

PUBLICIDAD

Comentarios