Público
Público

Ridao fuerza primarias para decidir el cabeza de lista de ERC

El dirigente republicano rechaza la oferta de ser el segundo de Alfred Bosch en una candidatura única

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección de ERC se propuso tras su debacle electoral del pasado noviembre aprender de los errores del pasado y evitar personalismos que pudieran propiciar escisiones internas como las que siguieron al Congreso de 2009.

Sin embargo, los republicanos saben desde ayer que deberán afrontar otras primarias para decidir a su candidato al Congreso. Joan Ridao oficializó su desafío a la futura dirección del partido y presentó los avales necesarios para ello, a pesar de que el futuro presidente de la formación, Oriol Junqueras, le había propuesto ir de número dos en una lista que encabezaría Alfred Bosch.

'Ridao lo ha hecho todo en política y no necesita ir de dos para conservar un escaño', explicaban ayer desde su entorno. 'La candidatura de Bosch no la ve clara y no quería renunciar sin presentar batalla', añadían las mismas fuentes. Ridao sigue firme en su intención de presentarse con el también diputado en el Congreso Joan Tardà como número dos.

Esquerra deberá ahora fijar la fecha y el reglamento de las primarias, decisión que se adoptará este sábado en una reunión extraordinaria de la ejecutiva, previa al consejo nacional. Con toda probabilidad, la celebración de estas primarias se llevará a cabo el próximo día 17.

Por el momento, el historiador Alfred Bosch, candidato que propone Junqueras, aún no ha presentado los avales necesarios para ser aspirante, pero se prevé que lo haga en los próximos días, ya que tiene tiempo hasta el próximo jueves para hacerlo.

Desde la también soberanista Solidaritat Catalana per la Independència estarán atentos al resultado de estas primarias, después de que sus militantes decidieran ayer promover una coalición independentista para presentarse en las elecciones generales.

Uriel Bertran, diputado de la formación, recordó que sólo intentarán ir de la mano de ERC en caso de que Ridao sea derrotado, ya que el aún secretario general de los republicanos descartó unirse a Solidaritat.