Público
Público

Rita Barberá carga contra la independencia de la Justicia

La alcaldesa de Valencia sale en defensa de Camps y asegura que éste lleva dos años "sufriendo, día tras día"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Desde el PP valenciano no han tardado en cargar contra la Justicia después de que Anticorrupción haya acusado ayer al Camps de un delito de cohecho continuado . La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá ha propuesto abrir un debate sobre la 'independencia de la Justicia' en España al creer que de casos como el de Camps, o el del concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, evidencian que hay 'distinto rasero'.

En 'Los desayunos de la Agencia EFE' en el hotel Las Arenas de Valencia, Barberá ha señalado que la actuación de la Justicia en la imputación de Camps por aceptar supuestamente regalos de empresas de la trama 'Gürtel' o en la de su concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, por la construcción de un aparcamiento junto a un jardín protegido de Valencia exige un 'debate'.

Tras admitir que está 'profundamente sorprendida por la evolución judicial de estos casos', insiste en que son una 'muestra suficiente' para que se piense en 'darle una vuelta a la independencia de la Justicia', ya que aunque hay 'jueces y fiscales profundamente independientes, a lo mejor no lo son todos'.

'A todo esto hay que darle la vuelta, y probablemente la culpa la tenemos todos por la composición de los grandes tribunales', afirma la alcaldesa.

'Probablemente la culpa la tenemos todos por la composición de los grandes tribunales'En este sentido asegura que hay 'distinto rasero' con Camps. La alcaldesa considera 'ni una prueba que demuestre que le han regalado tres trajes'.  La Fiscalía Anticorrupción considera acreditado, sin embargo, que el president de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y otros tres dirigentes del PP valenciano recibieron entre 2005 y 2008 regalos 'para su uso personal' de los responsables de la trama Gürtel. Y, por eso, cada uno de ellos debe ser castigado con una multa de 41.250 euros, salvo José Víctor Campos, vicepresidente y secretario del Consell, para el que la sanción que se solicita se limita a 35.000 euros, al ser inferior la cuantía de los cohechos que recibió.

Barberá denuncia que el president lleva dos años 'sufriendo, día tras día', y reconoce que ha vivido momentos 'de miedo', como cuando se le notificó 'por teléfono' a Camps su implicación en el caso o cuando el juez Baltasar Garzón, que inició la instrucción del caso 'Gürtel', habla de 'acoso contra él'.

'¿No será al revés?', se pregunta para admitir su sorpresa cuando el juez declaraba en una entrevista que si querían ir a por él, que fueran pero que dejaran 'en paz' a su familia. 'Pero qué ha hecho él con la familia de Paco, más que sacarla en el periódico con las grabaciones', reflexiona.

Asimismo califica de 'panda de delincuentes' a los cabecillas de la trama 'Gürtel', les acusa de 'engañar' a los dirigentes del PP y de abusar de 'la amistad' que recibieron de ellos o de su 'ingenuidad', e invita a quien no tenga 'algún amigo o a algún conocido que lo haya traicionado' a 'tirar la primera piedra'.