Público
Público

La rival del ex ministro contacta con Mato y Gallardón

Los conservadores asturianos apuestan por una concejal ovetense, Isabel Pérez-Espinosa, como símbolo de regeneración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La XVII Intermunicipal del PP en Zaragoza dio para algo más que para hablar de la financiación local y de los problemas de los ayuntamientos.

En ese encuentro, el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, logró hacerse una foto con Mariano Rajoy. Era importante teniendo en cuenta que el regidor, según los casquistas, es el cerebro de la operación para impedir la vuelta de Francisco Álvarez-Cascos a la política, y más aún si esta es para convertirse en el candidato del PP al Principado en 2011. Los conservadores asturianos apuestan por una concejal ovetense, Isabel Pérez-Espinosa, como símbolo de regeneración. Y, por ello, esta se convirtió en una de las protagonistas de la cita. Durante la cena del jueves se la pudo ver hablando con la vicesecretaria de organización, Ana Mato, que tiene entre sus cometidos resolver este conflicto interno. Pérez-Espinosa había ido encabezando la delegación de la formación regional junto a Joaquín Fernández y Joaquín de Aréstegui.

También estuvo departiendo un rato con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. En el PP asturiano no comentan conversaciones privadas, al igual que Rajoy, pero reconocen que ambos cargos se mostraron muy amables con ella. Esa fue una de las razones por las que los dirigentes del PP de Asturias se fueron de allí con 'muy buenas vibraciones', aunque conscientes de que el jefe de la oposición es quien tiene la última palabra.

En las filas conservadoras dan por hecho que para la convención de Sevilla, prevista para los días 21, 22 y 23 de enero, se conocerá a todos los cabeza de lista. Ayer, las secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, reconoció en la Cope que la decisión se conocerá 'muy pronto' y que esta no produciría ninguna ruptura en el PP asturiano.

Rajoy descartó ayer la celebración de un congreso extraordinario, que es una de las condiciones del ex ministro para tomar las riendas. En una entrevista en Intereconomía, Rajoy dijo que quería 'una solución estatutaria'. Ayer, los partidarios de Cascos recordaban a su jefe de filas el artículo 23, que habla de la celebración de este tipo de cónclaves cuando se dan situaciones excepcionales.