Publicado: 08.10.2015 08:47 |Actualizado: 08.10.2015 16:36

La Policía sospecha que el corte del cable que paralizó el AVE durante tres horas en Catalunya fue un sabotaje

Los trenes de alta velocidad y los Alvia no pudieron circular entre las 07.30 y las 10.15 horas entre las estaciones de Camp de Tarragona y Figueres Vilafant (Girona). Unos 13.000 pasajeros y 40 trenes resultaron afectados.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Cientos de pasajeros se agolpaban esta mañana en la estación de Sants de Barcelona a la espera de información. / ALBERTO ESTÉVERZ (EFE)

Cientos de pasajeros se agolpaban esta mañana en la estación de Sants de Barcelona a la espera de información. / ALBERTO ESTÉVERZ (EFE)

BARCELONA.— La circulación de todos los trenes AVE y Alvia en Catalunya quedó paralizada durante tres horas, en plena hora punta, por un corte de cable de fibra óptica entre las estaciones de Vilafranca del Penedès y Gelida (Barcelona), en el kilómetro 570 de la vía. Aún no está claro si el corte del corte se debió a un intento de robo de cobre o a un sabotaje.

La Policía cree que todo apunta a que el corte de cable de fibra óptica es un sabotaje, han informado a Efe fuentes policiales. Los investigadores han llegado a esta conclusión al comprobar que hay dos cortes de la fibra óptica a la misma altura en los dos sentidos de la vía. Por tanto, más que de un robo podría tratarse de un sabotaje a la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera francesa, han añadido las mismas fuentes.



Sin embargo, Adif, la empresa pública que se se encarga del mantenimiento de las vías, ha informado del robo de cuatro elementos de cable de cobre para toma de tierra en la línea de alta velocidad entre Tarragona y Figueres (Girona). Fuentes de la empresas han precisado sobre estos elementos de cobre que "son de una longitud menor", dispuestos sobre el trazado a modo de picas.

A esta sustracción de elementos de cables de cobre para toma de tierra se le añaden los dos cortes que se han producido en el cableado de fibra óptica, en las vías 1 y 2, que afectaron a la línea de comunicaciones principal y de respaldo, esta última relacionada con las emergencias. El gestor de infraestructuras ha precisado que los dos cortes en el cable de fibra óptica en la línea de Alta Velocidad se han producido entre Vilafranca del Penedès y Gelida (Barcelona).

Ya sea un robo y/o un sabotaje, el corte del cable de fibra óptica —un material imprescindible para las comunicaciones— provocó que los convoyes no pudieran circular entre las estaciones de Camp de Tarragona y de Figueres Vilafant (Girona) entre las 6.58 horas y las 10.15 horas de la mañanaLa paralización de la línea afectó a 40 trenes y 13.000 pasajeros, que han podido ir embarcando en los trenes de forma progresiva hasta el normal funcionamiento del servicio.

Santi Vila, conseller catalán en funciones de Territorio y Sostenibilidad, criticó con dureza en Rac1 que "la Alta Velocidad, que presume de excelencia, no tenga mecanismos para garantizar un servicio mínimo de calidad"

El caos y la desinformación han sido totales, según varios pasajeros. La estación de Sants-Barcelona se encuentra más llena de lo habitual, con viajeros desconcertados buscando información, muchos de ellos dirigidos a los autobuses para continuar su viaje hacia Madrid.

Además, se da la circunstancia de que el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, se encontraba inmerso esta mañana en medio de esta situación, ya que viajaba en un AVE que debió parar en Zaragoza, a la espera de que se solucionara la incidencia en Catalunya.

Santi Vila, conseller catalán en funciones de Territorio y Sostenibilidad (lo que antes se llamaba Obras Públicas), criticó con dureza en Rac1 que "la Alta Velocidad, que presume de excelencia, no tenga mecanismos para garantizar un servicio mínimo de calidad". El conseller de la Generalitat, dijo que "no puede ser que el servicio se colapsara de esta manera" y ha puesto en duda de que el motivo de la paralización de los trenes haya sido un robo de cable.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ya ha pedido disculpas a los usuarios y ha instado a que los Mossos d'Esquadra colaboren para que no vuelva a repetirse.

"Estamos ante unos hechos gravísimos porque afectan al servicio público, a cientos de personas, a las que hay que pedir disculpas", señaló la ministra de Fomento

"Estamos ante unos hechos gravísimos porque afectan al servicio público, a cientos de personas, a las que hay que pedir disculpas", señaló la ministra en declaraciones a la prensa en un Consejo de ministros de Transporte de la Unión Europea (UE) que se celebra hoy en Luxemburgo.

"Le hemos pedido a la Generalitat que los Mossos d'Esquadra colaboren de manera intensa porque es muy importante que no se vuelvan a producir este tipo de sucesos" y recordó que más del 50% de los robos de cable que "hemos tenido se han producido en Catalunya".

Secuencia de los hechos

Todo empezó poco después de las 7.00 horas de la mañana. Un portavoz de Adif informó a primera hora de este jueves que poco después de esa hora se detectó en la línea del AVE "una incidencia que afecta a los sistemas de gestión de tráfico" de los trenes y que "por motivos de seguridad los trenes quedaron parados". 

La circulación se detuvo, aunque no afectó al servicio de Rodalies (Cercanías) de Catalunya. El mismo portavoz indicó que desde el primer momento se había movilizado a los técnicos de la compañía para resolver la incidencia cuanto antes.

Poco después de las 8.00 horas, fuentes de Renfe confirmaban que desde las 07.40 horas todos los trenes AVE y Alvia en Catalunya estaban parados, y que uno de ellos se detuvo a la altura de Sils, tras salir de Figueres (Girona). Pasadas las 09.00 horas, el responsable de Renfe en Catalunya, Félix Martín, informaba a los medios de que aún había dos trenes parados, uno en Riells, al norte de Barcelona, con 150 pasajeros, y otro en Gelida, con 350 viajeros a bordo.

En esa rueda de prensa, Martín aseguró que la prioridad era dar atención a los viajeros y acercar los trenes a las estaciones más próximas, mientras se dedicaban "todos los recursos disponibles" a solucionar el problema. Dicho problema se solucionó a las 10.15 horas, después de casi tres horas de avería. De hecho, durante la rueda de prensa se ha informado de que los técnicos de Adif consiguieron restablecer un canal de comunicación alternativo a la fibra óptica y el control de Renfe ya podía comunicarse con los conductores de los trenes afectados.

Todos los trenes que tenían previsto salir a partir de esta hora no lo han hecho por cuestiones de seguridad

Fue el final a tres horas de caos: todos los trenes que tenían previsto salir de Barcelona a partir de primera hora de la mañana no lo pudieron hacer por cuestiones de seguridad. Fuentes de Adif precisaron que los trenes que partían de Madrid en dirección a Barcelona sólo podían llegar hasta la estación de Camp de Tarragona. 

Para minimizar esta situación, Renfe organizó un servicio alternativo de quince autobuses entre las estaciones de Barcelona y Camp de Tarragona, desde donde los viajeros podrán volver a tomar el AVE en dirección a Madrid.

También se reforzaron los trenes Regionales de la línea R11 para los viajeros de Tarragona, Girona y Figueres (Girona) y para los que tenían billetes para los trenes internacionales se ha establecido un autobús lanzadora entre Barcelona y Perpinyà (Francia).

El intento de robo ocurrió en el kilómetro 570 de la línea, entre las poblaciones de Vilafranca del Penedès y Gelida (Barcelona), pero los ladrones no se llevaron nada

Aquellos viajeros que desestimaron realizar el viaje podrán cambiar sus billetes para otra fecha o recuperar el importe íntegro de sus billetes en un plazo de tres meses.

Martín aseguró que la prioridad era dar atención a los viajeros y acercar los trenes a las estaciones más próximas, mientras están dedicando "todos los recursos disponibles" para solucionar el problema.

Investigación abierta

El Ministerio de Fomento ya ha anunciado un investigación para determinar las causas de esta incidencia. La investigación tratará de esclarecer si la rotura de fibra óptica responde a una posible confusión en un intento de robo del cable de cobre o a un sabotaje: en un principio, se comunicó que esta caída del servicio de trenes de alta velocidad en Catalunya se debió a un robo en el kilómetro 570 de la línea pero, de hecho, el cable se cortó y los supuestos ladrones no se llevaron nada, con lo que fuentes cercanas a la investigación no descartan que se trate de un posible sabotaje. Aunque otras fuentes especulan con la posibilidad de que, presumiblemente, los ladrones intentaran robar cobre y en el intento cortaran el cable de fibra óptica de la catenaria.

En cualquier caso, el propio Martín reconoció que es la primera vez que se produce una incidencia tan grave en el AVE, por el corte del cable de fibra óptica que controla las comunicaciones de todos los trenes de alta velocidad.

Renfe ha comunicado el hecho a los Mossos d'Esquadra, al igual que se hace cuando se producen robos y desaparición de cables.

Etiquetas