Público
Público

Roca se enfrenta a 30 años por saquear 670 millones

Arranca hoy en Málaga el juicio por el caso 'Malaya', el mayor asunto de corrupción política juzgado hasta ahora en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La historia del caso Malaya es la historia de un hombre de aspecto gris y cara de pocos amigos llamado Juan Antonio Roca. El 29 de marzo de 2006, a las órdenes del juez Miguel Ángel Torres y la Fiscalía Anticorrupción, la policía acabó de una vez con el imperio que Roca había creado a la sombra de los sucesivos alcaldes de Marbella, el fallecido Jesús Gil su mentor, el inefable Julián Muñoz y finalmente la guerrera Marisol Yagüe. Hoy, el hombre gris con cara de pocos amigos que controló el urbanismo de Marbella durante 14 años se sentará en el banquillo acusado de ocho delitos económicos.

La fiscalía solicita para él 30 años de cárcel y 810 millones en multas. En su caída, Roca arrastró nada menos que a 99 personas más, entre ellos dos alcaldes y 19 concejales elegidos en las urnas. Todos ellos (excepto dos fallecidos y tres fugados) acompañarán al hombre gris y con cara de pocos amigos en el banquillo de la Ciudad de la Justicia de Málaga, un edificio enorme, moderno y con aspecto de aeropuerto. El mayor juicio contra la corrupción política iniciado hasta ahora en España durará un año, lo que da la medida de la dimensión del caso que reveló la podredumbre de todo un ayuntamiento. Sigue un resumen de lo que la acusación tratará de probar en el juicio.

Roca llegó a ser unode los hombres másricos del país: tenía avión y helipuerto

01. Las pruebas - Los archivos de Maras

'Roca lo apuntaba todo', afirman fuentes del caso. Los archivos informáticos interceptados por la policía en la sede de Maras Asesores, donde se llevaba la contabilidad de las empresas de Roca, aportan las claves de la trama. En los ficheros, constan los pagos de los empresarios a la sociedad que gestionaba Roca, los sobornos a los concejales y los manejos de Roca para blanquear el dinero. Los archivos son la principal prueba de cargo de la acusación. 'El caso Malaya es el caso de los ficheros Maras', resume una fuente de la investigación.

Los archivos incautados por la policía son la clave de la acusación

02. La organización - La trama de 71 empresas

Roca creó con la ayuda del despacho de abogados regentado por Manuel Juan Benito Sánchez Zubizarreta y Francisco Soriano Zurita un entramado integrado por 71 empresas, que utilizó para blanquear dinero y ocultar el inmenso patrimonio que amasó a lo largo de 14 años, según la Fiscalía Anticorrupción. La red de sociedades pantalla funcionaba como una sola empresa, tenía unidad de caja y se ocupaba de diferentes ámbitos de inversión. Estaba distribuida en divisiones: la hostelera, la inmobiliaria y el departamento de inversiones en el extranjero. En los archivos incautados, el Ayuntamiento de Marbella aparecía incluso como una pata más de su holding. Quince personas, además de los dos abogados, están acusadas de formar parte de la organización principal de Roca.

Los empresarios pagaban sobornos a Roca y este, a los concejales

03. El blanqueo - Una compleja red

La fiscalía cifra en unos 670 millones la cantidad blanqueada a través de la red de empresas y de otros testaferros, hasta 28, incluidos su mujer, Isabel Jimeno, y su hija, María Roca. La cifra, equivalente al presupuesto anual de la Consejería de Justicia andaluza, está muy ajustada. Fuentes del caso afirman que se blanqueó más dinero. Las técnicas son diversas: compra de inmuebles, trasvase de fondos entre sus empresas (que funcionan en capas como una piel de cebolla), y adquisición de obras de arte, joyas, relojes y billetes de lotería premiados.

El ayuntamiento figuraba como una empresa más del holding' de Roca

04. El patrimonio - La fortuna de Roca

Roca llegó a ser uno de los hombres más ricos del país. Disponía de un avión privado, un helicóptero con helipuerto particular, casas y palacios distribuidos por toda la geografía española, fincas inmensas, hoteles y un picadero, además de obras de arte de primerísima calidad. Sin embargo, los ingresos acumulados declarados por Roca y su esposa entre 1994 y 2007 ascendieron a 946.000 euros. Incompatible a todas luces con un patrimonio en el que, por ejemplo, sólo 273 cuadros fueron asegurados por ocho millones de euros.

05. El modus operandi - 'Urbanismo a la carta'

Roca obtuvo los fondos necesarios sirviéndose de su posición como hombre fuerte del urbanismo marbellí desde los tiempos de Jesús Gil, 'hasta el punto de que alcaldes y concejales aparecen subordinados a su poder de decisión', según la fiscalía. El modus operandi de la trama Malaya se ha descrito como el urbanismo a la carta. Roca negociaba con los empresarios la configuración urbanística de los terrenos (mayor edificabilidad, cambio de usos, recalificaciones) y luego incluía lo pactado en la revisión del planeamiento, en los convenios y en las licencias de obra y ocupación. Además, beneficiaba a empresarios amigos a costa del patrimonio municipal (venta de inmuebles por debajo de su valor real), siempre a cambio de comisión, a veces incluso participando en el negocio. El resultado fueron 18.000 viviendas ilegales, pero los negocios se hicieron sobre 30.000, las proyectadas.

06. Los sobornos - Jerarquía en los pagos

Los pagos que recibía de los empresarios servían a Roca para sobornar a alcaldes y concejales, quienes aprobaban las operaciones que les exigía. Los cohechos estaban organizados jerárquicamente, según la fiscalía. Marisol Yagüe, como alcaldesa, y los portavoces del PSOE, Isabel García Marcos, y PA, Carlos Fernández (fugado en busca y captura), encabezaban la lista. El anterior alcalde Julián Muñoz cobró 162.000 euros; Yagüe, 1,8 millones, y García Marcos, 312.000. Para Muñoz, el fiscal pide diez años por tres delitos; para Yagüe, 20 por siete, y para García Marcos, 12 años por cuatro delitos. Otros 15 ediles, entre los que se encuentra el ex capitán del Atlético de Madrid Tomás Reñones, están procesados.

07. La defensa de Roca - ¿Patrimonio lícito?

En su escrito de defensa, Roca defiende que todo su patrimonio tiene un origen lícito, que proviene de su actividad mercantil: 'No es delito valerse para actuar en el extranjero de una estructura societaria ni contratar a nadie para llevar la contabilidad'. Niega además los sobornos y afirma que él no concedía las licencias urbanísticas ni firmaba convenios.

1991 Gil gana las elecciones

Jesús Gil, entonces presidente del Atlético de Madrid, gana las elecciones de 1991. Entonces afirmaba que se presentaba para vender más pisos. En 1992, Juan Antonio Roca entra en Urbanismo.

1995 Primera licencia impugnada

La Junta de Andalucía impugnó la primera licencia ilegal en 1995. Acudió a los tribunales contenciosos.

2000 Chaves se cansa de Gil

El entonces presidente de la Junta Manuel Chaves nombra consejera de Obras Públicas a Concepción Gutiérrez con el encargo expreso de acabar con los desmanes urbanísticos de Gil.

2001 La junta publica el PGOU

La Junta cambia de táctica con Gil. Envía las impugnaciones de licencias a la fiscalía para que se tramiten como delitos y publica el PGOU de 1986 en el BOJA. La operación frustra las apariencias de legalidad de Gil que, junto a Julián Muñoz, da licencias basadas en un PGOU inexistente, contraviniendo el legal.

2003 La justicia actúa

La Justicia comienza a actuar. Hasta 2003, las impugnaciones de la Junta no se resolvían y, por tanto, los edificios ilegales llegaban a construirse y a ocuparse. Al cambiar de criterio, procede a suspender las licencias ilegales, lo que conlleva la paralización de algunas obras.

2005 Comienza la investigación

La declaración del funcionario del Ayuntamiento de Marbella Jorge González ante el juez Miguel Ángel Torres desencadena la ‘operación Malaya'.

2006 Primeras detenciones

Con el apoyo de la policía y la Fiscalía Anticorrupción, el juez Torres ordena las detenciones.

2006 El gobierno interviene

Tras los arrestos, el Gobierno disuelve el ayuntamiento.