Público
Público

Roca paga un millón, sale de la cárcel y pide ser escuchado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presunto cerebro de la operación Malaya y ex gerente de Urbanismo de la localidad de Marbella, Juan Antonio Roca, en prisión desde el pasado 31 de marzo de 2006, ya está en libertad. Ayer la familia abonó la fianza impuesta por el juez instructor de la causa, Óscar Pérez, y que ascendía a un millón de euros. El importe se recaudó en una cuenta abierta para que familiares y amigos hicieran sus aportaciones y el pago se hizo por transferencia bancaria unos 20 días después de que la estableciera el juez por las reticencias de las entidades financieras.

Tras el abono, Roca salió del centro penitenciario de Albolote (Granada) a las 18.30 horas, acompañado por sus abogados, vestido con un traje de chaqueta, y con ganas de hablar con los medios de comunicación, que aguardaron durante horas su excarcelación. Es el último de los 86 procesados por la mayor trama de corrupción destapada en España en abandonar la prisión preventiva. Más de mil cuentas bloqueadas y la intervención de bienes cifrados inicialmente en 2.400 millones resumen la magnitud del escándalo.

Roca atendió a los periodistas y les dijo que durante dos años se ha “estado diciendo sólo lo que se ha venido filtrando” y reclamó: “Ya es hora de que escuchéis a la otra parte”.

El ex gerente de Urbanismo se extendió en críticas al procedimiento judicial al que tachó de “muy irregular” y advirtió que ahora tiene la “oportunidad de presentar las diligencias oportunas que ya he estado preparando con mis abogados” ya que aseguró existen “muchas acusaciones gratuitas”. Así, añadió que con la instrucción del caso Malaya se ha tratado de conseguir el “récord Guiness” tanto en número imputados en la causa como en la cuantía de la fianza. Sin embargo, reconoció: “Algunas acusaciones son falsas, otras no”, informa Efe.

Riesgo elevado de huida

A partir de hoy Roca deberá comparecer diariamente ante los juzgados de Marbella y cada vez que sea llamado así como notificar al juez si algún día desea acudir a firmar a otras dependencias judiciales. También deberá notificar su domicilio de inmediato –ayer se fue a Marbella– y no puede acercarse a más de 500 metros de aeródromos públicos y privados. Tiene el pasaporte retirado y la prohibición de salir de España sin previa autorización policial.

Su salida no gustaba a la Fiscalía, a la Junta ni al Ayuntamiento que presentaron sendos recursos, todos desestimados. El juez consideró que el millón era “bastante” y valoró que el “riesgo elevado de huida” es “compatible” con la exigencia de una fianza. Jugaron también a favor de Roca que siempre ha vivido en España donde tiene mujer y dos hijos y “la mayor parte de su fortuna”. Y también que pese a contar con otras causas abiertas nunca había tratado de huir. Roca dijo ayer que ahora sólo viajará “en coche”.

'Si desaparece, también los bienes'

Las reacciones a la excarcelación no se han hecho esperar siendo la unanimidad la protagonista. Desde el PP y el PSOE mostraron ayer su rotundo desacuerdo con la libertad del ex gerente de Urbanismo de Marbella, mientras que cargos andaluces de IU se darán cita hoy para protestar frente a la casa de Roca. El portavoz municipal Félix Romero (PP) recordó: “Si Roca desaparece lo hacen también todas las posibilidades de que los bienes sustraídos vuelvan a Marbella”.Por otra parte, el próximo 17 de abril, por iniciativa de las Federaciones de Asociaciones de Vecinos,  está prevista a partir de las 20.30 horas  una concentración en la Alameda.