Público
Público

Rosa Aguilar: Una legislatura agitada

Encabeza la lista del PSOE al Congreso por Córdoba, pero creció políticamente con las siglas de IU. En 2009 entró como independiente en el Gobierno de la Junta de Andalucía, puesto que dejó en abril de 2010 tras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si alguien hubiese dicho hace cuatro años que Rosa Aguilar (Córdoba, 1957) iba a ser cabeza de lista del PSOE por Córdoba, como poco le hubieran llamado iluso. ¿La joya de la corona de IU, como la denominó el entonces coordinador general de la formación Gaspar Llamazares, pidiendo el voto por el PSOE? Ni en sueños.

En mayo de 2007, Aguilar había renovado el cargo de alcaldesa de Córdoba por tercera vez bajo las siglas de la federación de izquierdas –tras llegar a un acuerdo con los socialistas–. Mantenía así el bastión del poder municipal de IU. Y nada hacía prever su ruptura con la formación en la que creció políticamente. Desde 1995 formaba parte de la dirección y se afilió al PCE en 1974, con 17 años.

Sin embargo, esta legislatura ha sido muy convulsa. El nuevo ciclo para la abogada cordobesa comenzó a gestarse en 2008, tras las elecciones en las que IU cosechó su peor resultado. La crisis interna que acabó con la salida de Llamazares –corriente a la que estaba adscrita Aguilar– y la elección de Cayo Lara como coordinador general, hicieron que no se sintiera cómoda en la formación, según sus propias palabras. Ya antes habían sorprendido declaraciones suyas en las que reconocía haber votado por una candidata socialista al Senado en las elecciones de marzo de 2008. En este contexto, y tras numerosos rumores sobre su futuro, Aguilar dio el paso.

En abril de 2009 abandonó formalmente Izquierda Unida y se unió al proyecto del socialista José Antonio Griñán en la Junta de Andalucía. Fue nombrada consejera de Obras Públicas y Transporte, como independiente. El salto, advirtió, no iba aparejado de un cambio de militancia. “No me afiliaré nunca al PSOE”, sentenció.

La decisión de Aguilar provocó numerosas críticas entre sus compañeros, incluido Llamazares. No obstante, ella rechazó entrar en el debate. El siguiente acercamiento al PSOE se produjo tan sólo 18 meses después. Tras recibir la llamada de Zapatero, la exalcaldesa de Córdoba pasó a integrarse en el Gabinete socialista.

El presidente le encargó la cartera de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino, en octubre de 2010. Un nombramiento que fue interpretado como un guiño a la izquierda por parte de Zapatero, que ya estaba en horas bajas de popularidad.

Los cambios de actividad, asegura Rosa Aguilar, no alteran los compromisos. Lo que no le ha impedido estar estos últimos dos años con el PSOE, la formación a la que criticaba a mediados de los años noventa por la corrupción y los crímenes de los GAL. Eso sí, sin cambiar su referencia local: vuelve a ser candidata por Córdoba.