Público
Público

Rosa Díez copia el catastrofismo del PP

La diputada de UPyD afirma que la igualdad entre los españoles "se ha empezado a romper"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si Rosa Díez tenía todavía un estigma socialista, se lo quitó de encima. Votó en contra de la investidura de Zapatero, como hicieron PP y ERC. Y trabó un discurso que sólo rozó los postulados de la izquierda con su defensa de la Educación para la Ciudadanía, el “avance” en la laicidad del Estado y la reforma de la “injusta ley electoral” que castiga a IU y a la “cuarta fuerza política nacional”, la suya, Unión, Progreso y Democracia (UPyD). Lo demás sonó más próximo al paradigma del PP.

O casi fue más allá. “UPyD defiende la unidad de la nación española como el único instrumento capaz de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos. España se romperá si se rompe la igualdad. Y se ha empezado a romper”.

Díez nucleó su argumentación en el apoyo a un pacto para la “derrota de ETA”, y no un “inútil proceso de paz”; en la recentralización de las competencias en educación y sanidad y en la vuelta a la vieja fórmula de selección de los 20 vocales del Poder Judicial. Esto es, que sean los jueces quienes los elijan, y no el Parlamento.

Zapatero desmontó las críticas. Tardó su tiempo: 35 minutos en la primera intervención. “Confundir centralización con igualdad es un problema de fundamentos políticos serio”. El presidente defendió el autonomismo como una fábrica de “solidaridad territorial y cohesión social”. Desdeñó el miedo a la persecución del castellano que alentó Díez. “El bilingüismo es una garantía de supervivencia” de las lenguas cooficiales, “que son lenguas de España”.

La raíz socialista de Díez parecía soslayarse. Pero Zapatero la mentó: “No me sorprende su no. Se corresponde con el análisis de su partido. ¿Sabe dónde aprendí a respetar a todas las formaciones políticas, las antiguas y las nuevas? En el PSOE, del que me siento orgulloso”.