Público
Público

Rosell pide acabar con los funcionarios "prepotentes e incumplidores"

El presidente de la CEOE también aboga por terminar con "el parado porque sí" o el estudiante que repita más de una vez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, tiene su propia receta para salir de la crisis: acabar con los funcionarios 'propotentes e incumplidores' y con aquellas personas que se apuntan al paro 'porque sí'.

'Quien se apunte al paro porque sí, habrá que decirle que no', dijo Rosell en un acto público organizado por El Economista y Ernst & Young. El jefe de la patronal cree que todos los parados que estén inscritos en los servicios públicos de empleo deben formarse al mismo tiempo que cobran la prestación.

La receta anticrisis de Rosell se vuelve más contundente cuando se refiere a los funcionarios. El líder de los empresarios apuesta por evaluarles y hacerles ver que 'no son dueños' de su puesto de trabajo. También pidió que se penalice el absentismo laboral y se combatan los abusos asociados a las visitas al médico y el fracaso estudiantil.

'Al estudiante hay que decirle que un fracaso se le puede consentir, pero que esté ocho años para acabar una carrera de cinco, no se le puede consentir y no se lo vamos a pagar siempre', precisó Rosell, que ha agregado que para conseguir todo eso debe cambiarse el funcionamiento de los servicios públicos.

'España no creará empleo si no crece por encima del 2%'

Durante su intervención, Rosell advirtió de que, pese a los 'graves problemas' que tiene España, la sociedad está inmersa en un proceso de 'cierta complacencia'. Señaló que para salir de la crisis habrá que hacer sacrificios y trabajar mucho y con 'coraje'.

Rosell avisó de que España no creará empleo si su economía no crece por encima del 2%. Abogó por acometer las reformas pendientes, por que el Estado simplifique 'mucho' su estructura y por que éste y los gobiernos locales y autonómicos reduzcan sus gastos generales, 'como están haciendo también las empresas'.

Preguntado por si haría falta una subida de impuestos para obtener más recursos, el presidente de la CEOE indicó que esa medida no le gusta, pero precisó que si en algún momento, 'de manera excepcional y temporalísima', hay que elevar algún impuesto o eliminar alguna deducción o bonificación, 'todo el mundo lo entendería'.

Rosell afirmó que la gestión de la crisis no ha sido buena, sobre todo porque el déficit se ha disparado y ha alcanzado una dimensión 'monstruosa' que hay que parar y ante la que 'no se ha presionado suficiente' a los gobiernos (estatal, autonómico y local) para cortarlo. 

Sobre si es necesario anticipar elecciones generales, Rosell afirmó que dependería de si el Gobierno actual se siente o no 'fuerte' para acometer las reformas necesarias en lo que resta de legislatura. 'Si la respuesta a esa pregunta es no, que deje paso, pero primero debe responder a esa pregunta', ha asegurado.

'A lo mejor habrá que pagar más impuestos y tener menos servicios '

Para el dirigente patronal, 'es hora de pactar entre todos, y sin apriorismos', corriendo riesgos y haciendo las reformas necesarias, pero con un orden. 'No va a ser nada fácil, nos va a costar muchísimos sacrificios y pagar a lo mejor más impuestos y tener menos servicios, pero así es la vida. La vida no es fácil',.

Rosell manifestó que gane quien gane las elecciones generales, habría que hacer, 'entre todos', un gran pacto para salir de la crisis.

Precisamente y sobre las negociaciones que mantienen Gobierno, empresarios y sindicatos en materia de empleo y contratación, el presidente de la CEOE cree que, aunque hay muchos temas sobre la mesa y diferencias entre las partes, podría haber acuerdos 'puntuales'.