Público
Público

Rouco: "La JMJ acabó con tópicos como que la Iglesia es triste y no tiene futuro"

El presidente de la Conferencia Episcopal Española augura una nueva generación de jóvenes europeos "comprometidos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, ha augurado este martes en la Universidad Pontificia de Salamanca la llegada de una nueva generación de jóvenes europeos 'comprometidos' y 'más abiertos a la paternidad y la maternidad', así como con las vocaciones.

En declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de participar en el acto de inicio del curso académico de la universidad católica, Rouco ha matizado que esta generación no se producirá 'de hoy para mañana', sino que será el resultado de una evolución de la sociedad actual.

A este respecto se ha mostrado confiado en que 'pronto' emerjan 'muchas vocaciones para ser sacerdotes, para la vida consagrada y para el matrimonio'.

Unas vocaciones que rompan la tendencia actual en España y el descenso generalizado de los nacimientos, ha destacado el presidente de la Conferencia Episcopal y cardenal arzobispo metropolitano de Madrid.

Otro de los aspectos abordados por Rouco en Salamanca ha sido el 'éxito' de la Jornada Mundial de la Juventud del pasado Agosto sobre la que ha dicho que fue 'una clara demostración de lo que es la Iglesia en España y en el mundo'.

'Muchos tópicos quedaron rebatidos de forma portentosa' 

En su opinión, la JMJ ha servido para acabar con 'muchos tópicos' como que la Iglesia sólo es 'de mayores, es triste y no tiene futuro'.

Unos tópicos, ha continuado, que 'quedaron rebatidos de forma portentosa gracias, además, a la ayuda del papa y la forma en que llevó adelante la Jornada Mundial'.

Como continuidad al mensaje del papa, Rouco ha anunciado que la Conferencia Episcopal publicará 'unas líneas de iluminación de la conciencia' de los católicos en las que se les pedirá que refuercen virtudes como la humildad y la sencillez, 'que nos deben afectar a todos, no solamente a la Iglesia'.