Público
Público

Rouco prepara un millón de hostias para repartir en el centro de Madrid

La Iglesia celebra una eucaristía masiva en la que el Ayuntamiento de Madrid ofrece sus servicios "como contribución voluntaria"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los organizadores calculan que, más o menos, un millón de personas celebrarán mañana, en la madrileña Plaza de Lima, la festividad de la Sagrada Familia. Al menos, si se cumplen las previsiones del Arzobispado de Madrid y el Camino Neocatecumenal, .

Pese a que en los cálculos realizados sobre la superficie que ocupará la celebración caben algo más de 160.000 personas, sólo por carretera se espera la llegada de 800 autobuses de distintos países.

Esta eucaristía masiva se celebra bajo el lema El futuro de Europa pasa por la familia, por lo que se han invitado a miembros de la curia de todo el continente que, en muchos casos, acudirán acompañados de un grupo de fieles. Así, junto a los 40 obispos y cardenales españoles que acudirán al encuentro, estarán presentes cardenales, obispos, arzobispos, vicarios y miembros de la Conferencia Episcopal y del Consejo para los Laicos.

Todo el encuentro será conducido por el periodista Javier Nieves y será amenizado con villancicos populares cantados por niños que estarán en el escenario, una superficie cubierta de unos 50 metros de largo.

A mediodía se conectará en directo con San Pedro del Vaticano, desde donde el Papa Benedicto XVI enviará un saludo a las familias congregadas en Madrid. Después se celebrará la eucaristía, que será oficiada por el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela. Tras la celebración, arrancará una Cabalgata de Reyes precedida por 'Los gitanos de Sevilla', una banda de 80 músicos.

El acto se celebrará en la Plaza de Lima a partir de las diez de la mañana. Se instalará un escenario y se cortarán calles como el Paseo de la Castellana y Concha Espina. En el Palacio de Congresos de Madrid se instalará la sacristía. El Ayuntamiento de Madrid está poniendo 'todas las facilidades' y tanto el Palacio de Congresos como la empresa de seguridad que trabaja en él ofrecerán sus servicios 'como contribución voluntaria a la Iglesia'.

Debido al coste que tiene la organización de un evento de estas características el arzobispado ha contratado un servicio de mensajes SMS para recibir ingresos a través de mensajes de móvil.