Público
Público

Rubalcaba advierte al PP de que la gente no perdonará su actitud

El vicepresidente primero se muestra convencido de que los españoles echarán en cara a la derecha su "voluntad de ponerlo todo mal" y su insistencia en sembrar sólo "malos rollos y malas noticias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, vaticinó ayer en Mérida que en las próximas elecciones municipales y autonómicas la gente 'no le va a perdonar a la derecha' que sólo sepa 'sembrar malos rollos y malas noticias'.

En el acto de presentación de la candidatura de Guillermo Fernández Vara a la presidencia de la Junta de Extremadura, Rubalcaba echó en cara al Partido Popular su 'voluntad de ponerlo todo mal' y 'muy negro' cuando precisamente lo que la sociedad necesita para ir saliendo de la crisis económica es 'confianza'.

'Tenemos tres prioridades: empleo, empleo y empleo', expone el ministro

'Merkel afirma que lo estamos haciendo bien y ellos salen diciendo que nos manda; hacemos un acuerdo social y es para recortar; sube el empleo y es estacionario', enumeró el dirigente socialista en referencia a todas las críticas que recibe por parte de la formación liderada por Mariano Rajoy.

Al presidente del PP también aludió expresamente reprochándole que el sábado, en la designación de María Dolores de Cospedal como cabeza de lista por Castilla-La Mancha, Rajoy animara a todos los votantes a sumarse al proyecto de 'decir no a Zapatero'. 'Anarquistas, trotskistas, gente de la extrema derecha, venid aquí que ya nos arreglaremos para ver cómo hacemos las cosas', ironizó.

Además de denunciar su actitud, Rubalcaba recordó a los conservadores que 'el movimiento se demuestra andando' y que no se es 'el partido más social por gritarlo todos los días' sino 'por lo que se hace'.

Defiende la reforma financiera 'para que bancos y cajas presten dinero'

Rubalcaba pidió al PP que 'se esfuerce algo más' para hacer cosas 'todos juntos'. Y como ejemplo de ello puso precisamente la unidad de los españoles el 23-F. 'En estos 30 años hemos recorrido un enorme camino todos juntos porque somos un pueblo capaz de salir de situaciones difíciles', explicó. Además recordó cómo en aquel entonces en España había 'millones' de personas sin alfabetizar y sin cobertura sanitaria, y la renta per cápita era cuatro veces inferior a la actual.

También mostró su rechazo a una campaña electoral de 'garrotazos' entre los partidos políticos por 'respeto a los ciudadanos', en particular aquellos que lo 'están pasando muy mal' y padecen 'sufrimiento' por haber perdido su puesto de trabajo.

'No nos interesa nada esta basura, la gente espera de nosotros mucho más que un insulto al señor Rajoy', dijo Rubalcaba mientras explicaba su rechazo a dar 'estacazos' en los actos políticos. 'Cuando un equipo juega bien no le gusta jugar en campo embarrado, nunca le gusta jugar con charcos; lo mismo pasa en la política, cuando tienes ideas te gusta discutirlas, confrontarlas democráticamente. Cuando no las tienes, lo mejor es encharcar el campo y a garrotazos', indicó.

'Sólo la izquierda', afirma, puede garantizar el Estado del bienestar

El vicepresidente primero afirmó que el Gobierno tiene tres prioridades: 'Empleo, empleo y empleo'. 'Para los que lo han perdido con la crisis, para los que no lo han tenido nunca y para los desempleados de larga duración', añadió. Y, para lograrlo, Rubalcaba recordó las reformas que se han puesto en marcha: la del sistema financiero 'para que bancos y cajas presten dinero' a familias y empresas, la laboral 'para que la gente encuentre trabajo' y la de políticas activas de empleo que trata de 'proporcionar a los parados la formación necesaria' para reintegrarse. Y todo sin perder de vista 'la austeridad y la cohesión social', manteniendo las becas, subiendo el Salario Mínimo Interprofesional y las pensiones mínimas.

También insistió en que, en la próxima cita con las urnas, la sociedad se juega 'cómo quiere salir de la crisis'. El cargo socialista abogó por arrimar el hombro entre administraciones porque la 'cooperación es importante' y defendió que 'es la izquierda' la que puede garantizar el Estado del bienestar.

Por otra parte, el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, que se encontraba en Bilbao, dijo a los candidatos socialistas a las próximas elecciones municipales y forales que en la próxima campaña será 'imposible' no hablar de las reformas puestas en marcha por el Gobierno, por lo que les invitó a defenderlas 'no como un trago de aceite de ricino, no como obligadas por nadie, sino por estar convencidos de que son la mejor manera de asentar el futuro crecimiento de este país'.

Iglesias denunció al PP por creer que 'la mejor manera de sacar a los socialistas' de la Moncloa es que se complique 'cuanto más mejor la situación económica'.