Público
Público

Rubalcaba agita la 'catalanofobia' del PP

Montilla subraya que CiU, con sus pactos, "no es de fiar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSC está tirando de cartel durante este fin de semana para intentar despertar a los votantes socialistas y convencer a los electores indecisos. La estrella de ayer fue el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien defendió la gestión de José Montilla, criticó ligeramente a Artur Mas y aprovechó para lanzar la caballería contra Mariano Rajoy, a escasos diez kilómetros de distancia.

'Es verdad que Rajoy viene mucho por aquí. Pero se ha olvidado de cuando decía que España se rompía. Cabalgó pueblo a pueblo el enfrentamiento del resto de España con Catalunya', dijo Rubalcaba, quien recordó que el líder del PP pasará hasta siete días en la comunidad para reforzar la campaña de Alicia Sánchez-Camacho. 'Está embozado', dijo de Rajoy, en referencia a que estos días no repite el discurso 'catalanófobo' que emitía hasta hace poco. Los militantes aplaudieron las embestidas de Rubalcaba, que se sumó a las peticiones a Mas para que deje claro si va a pactar con los conservadores, 'porque esto es importante para los ciudadanos de Catalunya'.

El vicepresidente, que tuvo que empezar su discurso pidiendo calma después de que un grupo de ecologistas se colara en el mitin y protestara contra la posible instalación de un cementerio nuclear en Ascó (Tarragona), también defendió el Estatut de Catalunya y se comprometió a desarrollarlo. 'Este Estatuto es nuestro y lo vamos a defender', dijo.

El candidato socialista, José Montilla, atacó de frente la propuesta de Mas de recortar los impuestos y le preguntó dónde dejará de invertir los 800 millones de euros que la Generalitat no podría recaudar con esa política fiscal: '¿A cuántos médicos y maestros de escuela quiere despedir?' Montilla aseguró que estas promesas demuestran que 'Mas no es de fiar' y añadió: '¿Podemos fiarnos de alguien a quien le da igual pactar con ERC o con el PP, dos partidos diametralmente opuestos?'

En un juego de palabras, Montilla comparó a CiU con un melocotón: 'Por fuera, la piel es estatutaria, por dentro es soberanista y su corazón, el hueso, es independentista'. En catalán, el hueso se llama pinyol, que es como se conoce al reducido grupo de dirigentes convergentes de la máxima confianza de Mas. Montilla terminó con su habitual 'a trabajar y a ganar'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.