Público
Público

Rubalcaba apuesta por la inmersión frente al "pirómano" de Rajoy

El dirigente socialista defiende en Catalunya la utilidad del Impuesto de Patrimonio. Chacón pasa página y exhibe complicidad con el candidato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Sin Catalunya no llegamos', proclamó Alfredo Pérez Rubalcaba en los compases finales de su intervención en la Fiesta de la Rosa ante el núcleo duro del deprimido PSC. Y para la ardua tarea de convencer a los catalanes apeló a una de las armas que utilizará en campaña: la del anticatalanismo del Partido Popular.

En plena polémica por el cerco judicial a la inmersión lingüística en catalán, Rubalcaba quiso apelar a los sentimientos para marcar distancias con su gran rival, Mariano Rajoy. Para hacerlo, parafraseó al predecesor del actual presidente conservador; José María Aznar: 'Yo no hablo catalán en la intimidad, pero toda mi vida he defendido a los que quieren hablar catalán en público y en privado'. Antes, el candidato socialista ya había expresado su 'envidia' por el bilingüismo de José Montilla y Carme Chacón y había instado a los asistentes a cuidar su sistema educativo. 'Es una riqueza para Catalunya y para España', manifestó.

Subraya que con el nuevo tributo se crearían 300.000 contratos a jóvenes

Rubalcaba no tuvo inconveniente en referirse aldesapego de los catalanes con respecto a España. 'Hay gente en Catalunya que no se siente respetada ni querida fuera de Catalunya', explicó señalando a los conservadores como culpables de esta situación. 'Mientras el PP recogía firmas contra el Estatut, nosotros lo defendíamos en todos los pueblos y plazas', sentenció.

El candidato socialista, muy consciente de que Zapatero tuvo un bastión en esa comunidad en 2008 con sus 25 diputados aseguró que 'se han dicho muchas barbaridades de Catalunya, se la ha llamado egoísta, se han metido con su lengua y su cultura'. Aludió incluso a la posición del PP sobre el Archivo de Salamanca, opuesto a la devolución de los documentos incautados en la Guerra Civil. 'Los catalanes tienen buenas razones para decir cómo me voy a quedar aquí, donde no me entendéis', comentó. Para rápidamente apuntar una solución: 'Catalunya se siente cómoda dentro de España cuando España la respeta y la quiere'.

El candidato socialistas no pasó por alto la actitud de Rajoy en su visita de la pasada semana a Catalunya, cuando minimizó el conflicto lingüístico, rehusó responsabilidad alguna en alentarlo y conminó a los catalanes a centrarse 'en lo más urgente, que es la crisis'. 'Vino aquí como si no hubiera roto nunca un plato', dijo Rubalcaba. Al tiempo que le lanzaba un recordatorio. 'El recurso contra el Estatut está en el origen del problema, e iba firmado por él', apuntó. 'Llegaron a decir del Estatut que era como el de Ibarretxe pero, sin pistolas', añadió. Conclusión: 'Quien ha hecho de pirómano no puede venir ahora a presentarse como jefe de los bomberos'.

Recuerda que cuando Rajoy pedía firmas contra el Estatut, el PSOE lo defendía

En un ambiente menos festivo y entusiasta que en anteriores ediciones, Rubalcaba aprovechó la cita anual del socialismo catalán para defender la restitución del Impuesto del Patrimonio que ha forzado esta misma semana. 'Lo pagarán 160.000 españoles de los 23 millones que pagan impuestos o de los 34 millones que son mayores de edad, ¿cómo se puede decir que afecta a las clases medias sin que se le caiga a uno la cara de vergüenza?', se preguntó.

Además, reivindicó la utilidad de un impuesto que, según las estimaciones del Gobierno, servirá para recaudar mil millones de euros. 'He oído decir que mil millones de euros es poco dinero, pero con ese dinero se pueden contratar 25.000 profesores', destacó. También explicó que ese dinero podría servir para 'impedir el cierre de hospitales, de ambulatorios y quirófanos', aunque su apuesta estrella del día era otra.

El candidato achaca a las campañas del PP el desapego de los catalanes

'Con mil millones de euros se pueden subvencionar 300.000 contratos de formación para jóvenes, pagando a las empresas el coste de la Seguridad Social', anunció.

Rubalcaba completó su discurso dando un consejo a su adversario político: 'Desde aquí le quiero decir a Mariano Rajoy que deje de preocuparse por los grandes patrimonios, que después de pagar este impuesto seguirán siendo ricos, y que se preocupe por estos 300.000 jóvenes'.

Para completar su receta en materia fiscal, el exvicepresidente se mostró partidario de crear una nueva tasa para los más ricos y otra para los beneficios de los bancos, a quienes, como recordó, el Estado está prestando dinero. 'No hablaré con ellos: esto es una crisis, no una tertulia: les pondré un impuesto', dijo.

Los socialistas confrontarán a Rubalcaba y Chacón con Rajoy y Duran

Además incluyó en su intervención la promesa de utilizar el sector público como motor para la reactivación: 'No podemos esperar a que la economía española crezca para comenzar a generar empleo'.

Si Rubalcaba empleó un tono ponderado en su discurso, Carme Chacón fue contundente. La ministra de Defensa quiso dejar claro que ha pasado página a la pugna que mantuvo con el entonces ministro del Interior por el liderazgo en el PSOE y se volcó en impulsar al candidato con un discurso afilado y lleno de referencias a sus contrincantes.

La ministra alerta de los recortes y de un nuevo pacto entre CiU y PP

Chacón, que tratará de no perder demasiada ventaja ante el candidato convergente, Josep Antoni Duran i Lleida, a quien venció por 25 diputados a 10 en 2008, dejó claro que una de las estrategias de los socialistas pasará por contraponer el perfil deRubalcaba con el de Rajoy y el de ella con el del líder democristiano. 'No hay cosa que le dé más rabia a Duran que le recuerden que en Catalunya tenemos una derecha igual a la del otro lado del Ebro', proclamó. 'Rajoy dice recortes, Duran, retallades; Rajoy dice reducción de maestros, Duran, reducció de mestres; Rajoy dice que los ricos no paguen sus impuestos, Duran dice suprimimos el impuesto de sucesiones'.

La ministra de Defensa comparó la relación de CiU y Partido Popular con la de 'Garfield y Odie': 'Discuten todo el día pero no saben estar separados'. Y aseguró que 'cuando ven el poder, no necesitan doblajes para entenderse'. Respecto al jefe de la oposición, Chacón también fue expeditiva: 'Ha sido vicepresidente y cuatro veces ministro, pero nada lleva el nombre de Rajoy aparte del Prestige'.

También avisó de los recortes en Sanidad y Educación de la 'dieta Cospedal' y acabó su intervención con un estrecho abrazo a Rubalcaba. Hasta el próximo 20 de noviembre, se necesitan. Porque, como dijo el candidato del PSOE, el socialismo sabe que sin Catalunya no llega.