Público
Público

Rubalcaba asegura que "no cuadran" las cuentas de Rajoy

El candidato socialista dice que el "equilibrio" del PP consiste en reducir impuestos al capital y facilitar que bajen también los salarios  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Que diga [Rajoy] lo que va a hacer, ¡que lo diga! Así podremos confrontar posiciones!', clamó ayer Alfredo Pérez Rubalcaba. El PSOE no acaba de encontrar por ningún lado el programa electoral del PP. Todo lo conocido hasta ahora le parecen 'vaguedades, brindis al sol e inconcreciones' para evitar el rechazo ciudadano. Pero, con lo que se sabe, la conclusión de Rubalcaba es rotunda: 'Las cuentas no cuadran'.

Es la idea en la que ayer centró su actividad el candidato del PSOE, que protagonizó sendas entrevistas en una cadena de radio y en otra de televisión antes de celebrar un mitin en Alicante. Para Rubalcaba, es de cajón que no se puede prometer 'bajar impuestos', austeridad y 'no decir' cómo se compensa la consiguiente reducción de ingresos ni qué gastos se recortan. 'Eso no puede ser. Las cuentas así no cuadran', sentenció en la cadena Ser.

A su juicio, 'no hay margen para una bajada de impuestos'. Al contrario: 'Si queremos mantener algunas políticas, tendremos que subir impuestos'. Así que, en su opinión, el PP está contando 'sólo una parte de la verdad', ya sea porque no dice 'lo que va a hacer' o porque sólo lo dice 'a medias', como con la reforma de la legislación sobre el aborto.

¿Por qué? 'Si dice lo que va a hacer, recibirá un sonoro 'no' de los españoles', remachó por la noche en Alicante, donde reprochó a Rajoy que haya redactado su programa electoral con 'una ambigüedad calculada'. También ironizó que el programa del PP es 'equilibrado', tanto que propone bajar la presión fiscal a las rentas de capital y facilitar en las empresas la reducción del salario de los trabajadores.

El candidato avisa de que el PP practica 'la ambigüedad' para evitar rechazos

A última hora de la mañana, el discurso del candidato se vio reforzado por su jefa de campaña. Elena Valenciano insistió en la tesis de la falta de programa, pero apostilló: 'Sí debe haber un plan'. Ese 'plan', según los socialistas, es el que los conservadores ya están aplicando en los 'laboratorios' de las comunidades autónomas. Y, según Rubalcaba, 'no hay más que viajar por España para ver que en las comunidades que gobierna el PP te encuentras siempre con las mismas cosas: recortes en derechos educativos y recortes en derechos sanitarios'.

La directora de la campaña del PSOE subrayó que en el adelanto del programa del PP 'no hay ni un solo compromiso con los problemas reales, ni una sola medida contra el paro'. Para acentuar esa imagen, los socialistas convocaron seis ruedas de prensa simultáneas en otras tantas comunidades autónomas para que otras tantas mujeres que encabezan candidaturas presentaran las propuestas socialistas sobre empleo en otros tantos sectores: automoción, energías renovables, textil, tecnologías de la información, turismo y agroalimentación. Con la iniciativa se pretendía demostrar al mismo tiempo la existencia de esos programas y una preocupación especial por el paro femenino.

'Si se quieren mantener algunas políticas, hay que subir impuestos', dice

Rubalcaba defendió 'seguir con el ejercicio de austeridad en Europa', pero también 'compensar ese ejercicio con algunos planes de estímulo del crecimiento y, por tanto, del empleo' porque 'sólo con austeridad no salimos de la crisis'. 'Es un planteamiento muy sensato, que están haciendo todos los socialdemócratas europeos, algún Premio Nobel de Economía, Obama, la presidenta brasileña...', argumentó en su favor el candidato del PSOE.

Para aumentar el empleo, el candidato socialista propone 'estimular la contratación' con medidas como subvenciones en las cotizaciones a la Seguridad Social. Rubalcaba plantea que el Estado asuma el pago de esa cotización para los nuevos contratos, de forma que el empresario se ahorraría, según su cálculo, hasta un 30% del salario. Se costearía, según la propuesta, con cargo a lo ingresos obtenidos de un nuevo impuesto sobre las grandes fortunas. 'En lugar de abaratar el despido, como piden la derecha y la CEOE, yo prefiero abaratar la contratación', subrayó.

También reivindicó el compromiso del PSOE para 'defender la red social' que permite aliviar la situación de los más perjudicados por el impacto de la crisis.

Rubalcaba afirmó que, si resulta ganador del 20-N, lo primero que hará será proponer un gran acuerdo sobre el empleo y viajar a Bruselas para decirle al resto de los gobernantes de la Unión Europa que para salir de la crisis no basta con la austeridad. Si pierde, según dijo en Cuatro, lo primero que hará es sentarse 'a pensar'.

El exministro insiste en que la austeridad no favorece por sí sola el crecimiento

El candidato del PSOE ensalzó a Felipe González como 'el mejor presidente de la democracia, con toda claridad'. De José Luis Rodríguez Zapatero dijo que se les podrá ver juntos durante la campaña, igual que 'con todos' sus demás compañeros de partido.

Alfredo Pérez Rubalcaba reconoció que los socialistas han podido 'cometer errores', pero emplazó a los votantes a tener presente que en ningún caso PSOE y PP 'son lo mismo'.