Público
Público

Rubalcaba combinará "continuidad y cambio" en su proyecto político

El vicepresidente del Gobierno asegura a la dirección del PSOE que ya trabaja para aspirar al triunfo en las próximas elecciones generales de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy a sus compañeros de la dirección del PSOE que ya está trabajando en el proyecto con el que aspira a ganar las generales de 2012 y que combinará 'continuidad y cambio', la defensa de la política de Zapatero y nuevas propuestas.

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presidido en Ferraz la primera reunión de la Ejecutiva del PSOE después de que el Comité Federal del partido avalara por unanimidad la candidatura de Rubalcaba hace nueve días. Fuentes de la dirección federal consultadas por Efe han explicado que Rubalcaba ha agradecido el apoyo que está recibiendo y ha hecho balance de sus primeros encuentros con militantes, a puerta cerrada, en Sevilla, Santander y Oviedo.

Encuentros que proseguirá el viernes en Valencia y el domingo en Barcelona y que le están permitiendo escuchar sin intermediarios las opiniones de los afiliados, tanto las preguntas que quieren hacerle como las reflexiones que le trasladan. Algunas de esas ideas las incorporará a su programa, que no ha concretado, aunque sí ha insistido en que mezclará la continuidad y el cambio, porque es necesario mantener y defender las políticas que se están impulsando pero, a la vez, también se pueden introducir nuevas propuestas.

Rubalcaba es por ahora el único candidato para las primarias socialistas, ya que los otros ocho aspirantes tendrán que conseguir alrededor de 22.000 avales para poder concurrir a esas elecciones internas. En el caso de que ninguno lo consiga, no será necesario acudir a la votación, prevista para el 26 de junio, y Rubalcaba será proclamado candidato el 18 de junio, aunque tendrá que esperar hasta el próximo Comité Federal -en principio el 2 de julio- para contar con todas las bendiciones oficiales.

Zapatero ha aprovechado la reunión para repasar la evolución económica y para sostener que las reformas emprendidas por el Gobierno han empezado a surtir efecto, como lo prueban, a su juicio, el aumento de afiliados a la Seguridad Social, la bajada del paro o el incremento de la confianza de los consumidores.

Así las cosas, ha señalado que el Ejecutivo mantiene su previsión de crecimiento del 1,3 por ciento para este año y los objetivos de reducción del déficit, un trabajo para el que cuenta con las comunidades autónomas. En este punto, ha arremetido contra el comportamiento del PP por sus sugerencias sobre la mala situación en la que se encuentran algunas comunidades en las que va a gobernar el partido de Mariano Rajoy tras ganar las elecciones autonómicas y municipales, como en Castilla-La Mancha.

A su juicio, las acusaciones del PP forman parte de una estrategia de ese partido para justificar ante la ciudadanía los recortes que va a emprender en el estado del bienestar.