Público
Público

Rubalcaba confía en remontar, aunque admite que va por detrás

"Lo importante es cómo se llega a la meta y nosotros sabemos correr más que el PP", afirma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A veces, una frase vale más que mil explicaciones. 'En este momento, es más fácil que el Madrid le gane al Barça'. Lo dijo Alfredo Pérez Rubalcaba, en una entrevista emitida anoche en Marca TV, refiriéndose a sus opciones de remontar la ventaja que todas las encuestas atribuyen a su antagonista, Mariano Rajoy, ante la final del 20-N. Para reforzar la validez del pronóstico, el candidato del PSOE, de archiconocida fe merengue, apostilló: 'No le quepa ninguna duda'.

La frase de Rubalcaba refleja el estado de ánimo del PSOE y de su candidato, tras cuatro meses de precampaña que no han logrado invertir la tendencia ni dar visos de credibilidad a la tesis de que ganaría las elecciones generales el partido que antes cambiara de candidato. Consciente del roto, intentó coserlo durante el mitin que protagonizó en Torrelavega: 'Hoy entramos en la recta final y es verdad que entramos por detrás. Pero lo importante es cómo se llega a la meta y nosotros sabemos correr más que el PP'.

La sensación de 'brazos caídos' que Felipe González ha reprochado a los suyos se había transparentado también en unas declaraciones en TVE de la directora de la campaña. Elena Valenciano descartó un 'escenario de conflicto' en el PSOE 'pase lo que pase' el día 20 y sostuvo que, sea cual sea el resultado, a Rubalcaba 'le será reconocido por todo el PSOE' el gesto de haberse puesto 'al frente de esto y dar la cara'.

El candidato apela a las mujeres con la promesa de luchar por la igualdad

En vísperas de que, hoy, se dé a conocer la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los socialistas comenzaron anoche la campaña oficial con un pesimismo que cada día que pasa se esfuerzan menos en disimular y con todas sus expectativas puestas en el cara a cara televisivo entre su candidato y el del PP.

El Comité Electoral del PSOE cree que el lunes marcará un punto de no retorno: será el principio de la movilización de los indecisos, que se concentran en las filas de sus anti-guos votantes, o la confirmación de que la remontada es imposible. Después, ya sólo habrá el debate sobre el debate.

Ante ese duelo decisivo entre los dos candidatos con opciones reales de convertirse en el próximo presidente del Gobierno, el Comité Electoral del PSOE ha decidido aligerar su agenda de actos públicos para mantener fresco a su candidato y, al mismo tiempo, calentar todo lo posible el ambien-te durante el fin de semana.

Rubalcaba arrancó anoche con sendos actos en su Cantabria natal y en la ciudad madrileña de Alcalá de Henares, gobernada por el PP. Hoy se pondrá al ralentí, con una jornada para la que su actividad pública se ha limitado a una reunión con voluntarios en la sede del PSOE. Pero los socialistas echarán el resto durante el fin de semana, para cuando han programado los mítines más multitudinarios.

Valenciano descarta un 'escenario de conflicto' en el PSOE, aunque pierda

Con todas las opciones de triunfo condicionadas al resultado que se obtenga en Andalucía y en Catalunya, Rubalcaba abandonará el sábado su campaña intimista para zambullirse en la modalidad del gran mitin. El PSOE prevé que el más concurrido será el que ese día se celebrará en la localidad sevillana de Dos Hermanas, un santuario del socialismo hasta que el PP derribó sus murallas hace dos años, cuando logró llenar el velódromo local con el que, hasta entonces, sólo se atrevían los socialistas.

La concurrencia parece garantizada porque se movilizarán 500 autobuses y el cartel es inédito desde 1996: Felipe González y Alfonso Guerra, los dos patriarcas del PSOE en el último cuarto del siglo XX, volverán a compartir el escenario. Ambos serán teloneros de Rubalcaba, que se alineó abiertamente con González cuando el PSOE se partió entre felipistas y guerristas. Hoy, González sigue siendo el gran patriarca, aunque esté 'jubilosamente jubilado', pero a Guerra le han tenido que pedir que vuelva a encabezar la lista por Sevilla.

Más incierta es la respuesta que pueda producirse en Valencia, donde había dudas en asumir el desafío de volver a llenar la plaza de toros. La climatología ha resuelto el dilema. Las previsiones de lluvia justifican por sí solas el cambio a un polideportivo, con un aforo notablemente menor. En todo caso, para amarrar el éxito de público, por segundo día consecutivo, Rubalcaba hará dueto con González.

En sus mítines de ayer, el candidato del PSOE volvió a dejar clara la importancia que atribuye al voto de las mujeres, a las que prometió ser, 'como Zapatero, un presidente que lucha de la mañana a la noche por la igualdad'.

Fue en el único aspecto en el que señaló como referente al presidente del Gobierno. Para los demás, prefirió a 'Felipe González Márquez'. Pero, más allá de las alusiones nominales, Rubalcaba llamó a todos los socialistas a llevar 'la mirada alta', con 'orgullo de lo que hemos hecho bien', aunque también reconoció 'errores'.

Rubalcaba insistió en que, para salir de la crisis, 'con el ajuste no basta', sino que hace falta 'reactivar la economía urgentemente' con recursos públicos. Y tampoco basta con cambiar el signo político del Gobierno, como bien saben los vecinos portugueses, que, tras dar la mayoría a la derecha, 'ahora tienen más desempleo y no tienen pagas extras'.

'Lo que ha tardado 30 años en construirse, se dinamita en cuatro', fue su advertencia final. ¡Qué viene 'la podadora'!