Público
Público

Rubalcaba: "Cospedal dice lo que oye en casa"

El candidato del PSOE a la Moncloa dice que los conservadores saben qué es lo que tienen que hacer, según ellos, y saben que a la gente no le va a gustar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dijo lo que Alfredo Pérez Rubalcaba deseaba escuchar desde hacía tiempo: cuando se sepa lo que va a hacer el PP si llega el Gobierno 'algunos que hasta ahora nunca han protestado van a protestar muchísimo, y vamos a tener la calle llena de manifestaciones, de pancartas, algunas ya han empezado'. Cospedal confirmó lo que tantas veces ha denunciado el socialista en sus mítines: en el PP no se explica las medidas que adoptarán porque saben que la gente se les echará encima.

En su primera intervención después de las declaraciones de Cospedal, Alfredo Pérez Rubalcaba se ha tirado a la yugular ante unos 2.000 militantes y simpatizantes socialistas reunidos en el auditorio municipal Maestro Padilla de Almería:  'Tenemos razón los socialistas', se ha felicitado para aclarar que la presidenta de Castilla-La Mancha 'cuenta siempre lo que oye en casa'. Es decir: unas calles 'llenas de manifestaciones' cuando el líder del PP diga que 'hay que apretarse el cinturón'.

'Luego saben qué es lo que tienen que hacer, según ellos, y saben que a la gente no le va a gustar. Tenemos razón los socialistas', ha constatado Rubalcaba, quien lleva toda la campaña acusando al PP de esconder y camuflar sus verdaderas intenciones si ganan los comicios del 20-N.

'Señor Rajoy, usted no está contando a los españoles lo que tiene en la cabeza', le ha dicho a su contrincante electoral, a quien ha insistido en culparle de ocultar sus propósitos porque 'sabe que si lo cuenta la gente lo parará'. Unas intenciones que, de acuerdo con el análisis del candidato socialista, conducen a recortes en servicios públicos como sanidad y educación.

'Señor Rajoy, usted no está contando a los españoles lo que tiene en la cabeza', le ha dicho a su contrincante electoral, a quien ha insistido en culparle de ocultar sus propósitos porque 'sabe que si lo cuenta la gente lo parará'.