Público
Público

Rubalcaba cree que reducir el número de diputados generaría "más bipartidismo"

El candidato rechaza la propuesta del PP de eliminar 50 escaños y apuesta por suprimir las diputaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La contraposición de modelos entre PSOE y PP es uno de los ejes sobre los que pivota la campaña de Alfredo Pérez Rubalcaba para el 20-N.Y la intervención del candidato socialista de ayer no fue la excepción. El exministro se desmarcó de la propuesta esbozada un día antes por el conservador Esteban González Pons de eliminar 50 diputados en la Cámara Baja como fórmula para recortar gastos.

El ahorro que supondría esta medida, apuntó Rubalcaba en un desayuno informativo organizado por Europa Press, no sería 'razonable, teniendo en cuenta los problemas que plantea'. Ante un nutrido grupo de diputados socialistas, miembros del Gobierno y el presidente de Bankia, Rodrigo Rato, el dirigente del PSOE minimizó los efectos que tendría para las cuentas públicas: 'Quitar 50 diputados ahorra el sueldo de 50 diputados, que no nos lleva muy lejos'.

El exportavoz del Gobierno se refirió a algunas contraindicaciones que 'conviene medir'. Así, reflexionó sobre la pérdida de proporcionalidad que introduciría dejar la Cámara Baja con 300 diputados frente a los 350 actuales. 'Puede generar más bipartidismo', señaló, recordando las quejas que algunos partidos han hecho en esta dirección. De hecho, la reforma de la Ley Electoral para hacer el sistema más proporcional es una de las propuestas del propio Rubalcaba para el 20-N, además de ser una reclamación constante de IU y UPyD y también del Movimiento 15-M.

Como segundo problema, puso el foco en las dificultades que entrañaría 'decir de dónde los quitas'. Así, recordó que el 'precio de un diputado en número de habitantes depende mucho de cada provincia. En Madrid cuesta mucho más que en Cuenca o Zamora'. La Ley Electoral establece que a cada provincia le corresponden un mínimo de dos escaños más uno por Ceuta y otro por Melilla y que los otros 248 se reparten en función de la población.

Analizados los problemas y los escasos beneficios que reporta la fórmula anunciada por el PP, Rubalcaba hizo hincapié en que el ahorro y el dinero está en las diputaciones provinciales, que cuentan con mil diputados provinciales. Así subrayó que estas instituciones 'son las más prescindibles'. En este sentido, reiteró su propuesta de convertir las diputaciones provinciales en consejos de alcaldes para 'liberar un montón de puestos' y emplazó al PP a debatir sobre la estructura de la Administración Pública para eliminar gastos, pero aquellos que sean superfluos.

Más crítico con la propuesta de los conservadores se mostró el coordinador general de IU, Cayo Lara. En su opinión, detrás de esta oferta hay una intención del PP de 'reducir la democracia y la pluralidad en el Congreso'. El candidato a la presidencia de la federación de izquierdas también cargó contra el PSOE, ya que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como antes los de José María Aznar hicieron 'rebajas a los más ricos', en referencia a la carga fiscal.

Rubalcaba, sin embargo, defendió la necesidad de 'procurar ingresos' para resolver los problemas de la economía española, modificando algunos gravámenes, como el recién recuperado de Patrimonio, que eliminó en su día el Gobierno de Zapatero. El candidato recordó que decir que va a subir impuestos no le hará popular, pero tiene una ventaja que es 'la verdad'.

Algo más distante se mostró al ser preguntado por el escudo antimisiles que se instalará en Rota (Cádiz) tras el acuerdo del Gobierno y la OTAN. Una decisión de la que fue informado por Zapatero, según explicó el candidato. Rubalcaba dijo que detrás de este acuerdo el Ejecutivo está pensando en la seguridad de los españoles.