Público
Público

Rubalcaba dice que España no va a competir bajando los salarios

El vicepresidente, que ha dicho que tampoco renunciará a la protección social, aboga por la innovación y la formación para salir de la crisis económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha indicado hoy que España no va a competir en el mundo global bajando salarios ni renunciando a la protección social, así que no queda otro remedio que ser más innovadores, estar mejor formados y usar más eficazmente el talento como mejor recurso.

En este sentido, se ha referido a que España tiene por delante, para salir de la crisis, casi una 'segunda transición' económica, en la que la Universidad tiene que desempeñar un papel mucho mayor que en la primera.

Ha precisado que la universidad, aparte de las funciones de enseñar e investigar, está más 'verde' en transferir el conocimiento que genera, aunque probablemente no sea sólo culpa de ella, sino que también tenga que ver con el tamaño 'muy pequeño' del sector productivo.

Pérez Rubalcaba ha participado en la presentación del informe de 2010 sobre universidades de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), que preside Ana Patricia Botín. Sobre los datos el documento, el vicepresidente primero ha resaltado el aumento de las matrículas universitarias (impulsado por la crisis), y también en la Formación Profesional superior, ya que esa 'vuelta' a las aulas es lo mejor para los estudiantes y el conjunto de la sociedad.

'Nuestra burbuja inmobiliaria tuvo algunas ventajas, nos hizo vivir a todos bien, incluso demasiado bien, incluso por encima de lo que realmente teníamos que haberlo hecho, y ha tenido consecuencias desastrosas para muchas cosas (...) Sacó a gente de la educación antes de tiempo' (un millón de jóvenes), y ahora no tienen ni empleo ni educación. Acerca de la 'sobrecualificación' de parte de los universitarios, ha mencionado el 'numerus clausus' para adaptar la demanda a la oferta, pero ha añadido que es un 'desastre' y que es 'imposible' predecir los titulados que se van necesitar.

'Esa sobrecualificación en términos individuales es muy dura y representa mucha insatisfacción, pero en términos sociales es buena. Esos titulados encontrarán trabajo, estoy seguro, y tendrán la formación para atender esas demandas de empleo cualificadas', ha señalado en relación con un estudio de la UE que apunta a que el 80% de las nuevas profesiones exigirá formación de grado medio o superior.

Invertir en educación es hacerlo en el futuro, ha reiterado, y ha animado a las empresas a que no reduzcan la inversión en I+D. Ha asegurado que la subida del gasto del gobierno central en I+D entre 2004 y 2008 permite afrontar los ajustes presupuestarios actuales desde una mejor posición, más allá del efecto que tiene en los puestos de trabajo, que 'siempre es doloroso'.

Botín ha pedido más excelencia en capital humano y empresas más competitivas y con mayor presencia fuera de España, lo que no será posible, ha añadido, sin la colaboración de una universidad cada vez más internacional, capaz de atraer alumnos y profesores de otros países.