Público
Público

Rubalcaba: "Hay un sector social que se dedica a sembrar el odio"

El vicepresidente aparca la sucesión de Zapatero hasta después de las elecciones de mayo y dice que Rajoy "vive en el siglo pasado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Muy pocas palabras sobre la sucesión de Zapatero. El vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba quiso aparcar el debate sobre quién será el sucesor del presidente del Gobierno: no hablará hasta después de las elecciones municipales y autonómicas. 'Cada cosa tiene su tiempo. Hay dos cosas muy imporantes para el PSOE: las elecciones de mayo y gobernar. El día 24 de mayo hablaré', afirmó en el programa Hoy por Hoy de la cadena Ser.

De esta manera despachó Rubalcaba lo que él denominó 'la cosa sucesoria', asunto que cree que a la gente le importa poco a la gente, más preocupada por 'el mal dato del paro y cómo lo afronta el Gobierno'. 

Pese a la insistencia del entevistador, Rubalcaba apenas soltó prenda. Dijo que Zapatero está muy bien y que tomó la decisión cómo debía hacerlo: convocando a la democracia. 'Los militantes se siente convocados y eso supone todo un revulsivo para el partido, un revulsivo que debemos mantener', dijo Rubalcaba, para quien las primarias fortalecen al PSOE. 

El otro gran asunto sobre el que le interrogaron fue el 'caso Faisán'. Rubalcaba negó que él ordenara el presunto chivatazo y ve una persecución detrás del acoso de los conservadores. 'Yo no miento. El PP ha preguntado más por el Faisán que por el paro. Llevo suficientemente en política par saber que hay algo más en una pregunta que se repite semana tras semana: el PP quiere empañar una buena gestión antiterrorista y eso no lo voy a tolerar y además con la hipocresía de decir 'yo estoy en el pacto antiterrorista'.

Rubalcaba insistió en que respeta al Pacto Antiterrorista y aseguró que invierte 'esfuerzos inusitados' por mantenerlo porque 'estamos en el principio del fin' de ETA y 'tenemos que acabar juntos esta tarea. Por eso trago', concluyó.

'Lo que ha hecho Telemadrid es indecente, y lo hacen con el dinero de mis impuestos'

Rubalcaba defendió el proceso de diálogo con ETA en 2006 porque en su opinión eso sirvió para debilitar a la banda terrorista, sobre todo después del atentado de la T-4 en el aeropuerto de Barajas. 'La T-4 supuso dos cosas: que la escasa confianza que inspiraba ETA al pueblo vasco se fue por la alcantarilla y que ahí empezó la separación entre ETA y Batasuna. Ese camino empezó en la tregua de 2006 y así lo escribirá la historia'. 

Una separación que para Rubalcaba aún no es definitiva: 'A mi juicio la izquierda abertzale tiene que completar esa ruptura, debemos estar seguro de que no nos la juegan: hay que decirles que queda camino por recorrer'. Y por es a misma razón, 'las listas de Bildu se van a mirar con lupa', según Rubalcaba, a pesar de que de momento 'es una coalición de dos partidos legales'.

Pero lo que a Rubalcaba le molesta de verdad es oír que el Gobierno está más cerca de los asesinos que de los asesinados. Ahí Rubalcaba sacó las garras: 'Cuando dicen eso me acuerdo de los socialistas asesinados, pero luego hago una reflexión: hay un sector social, en la comunicación sobre todo, sembrando el odio. Lo que ha hecho Telemadrid es indecente, y lo hacen con el dinero de mis impuestos'. 

El ministro de Interior aseguró que las personas que negociaron con la banda en nombre del Gobierno del PP cuentan con todo su 'cariño y apoyo' porque se jugaron la vida. 

En el terreno económico, Rubalcaba se mostró más relajado. Reconció que el último dato del paro es malo pero destacó que aumentó la afiliación a la seguridad social. Cree que la scosa se está haciendo bien, que va a todo a mejor y que así lo perciben los mercados y los inversores. 'España ha ganado credibilidad, hay señales de optimismo y por eso el PP ha cambiado: ha pasado de no hacer nada a pedir elecciones anticipadas por miedo a que dentro de un año cuando la cosa esté mejor, los electores le recuerden que no hizo nada, que el trabajo sucio lo hicieron los socialistas'. 

Y es que para Rubalcaba, las constantes alusiones de Rajoy a cómo hizo las cosas el PP en el pasado. 'El señor Rajoy vive en el siglo pasado. Ahora no podemos crecer como en 1996. El origen de la burbuja inmobiliaria esta ahí'.