Público
Público

Rubalcaba invita al PP a "destripar" su promesa de creación de empleo

El candidato a La Moncloa ve posible crear empleo en los próximos cuatro años pero no quiere aventurar números como han hecho los conservadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha admitido hoy que le 'fastidian mucho' quienes creen que la ciudadanía ya ha decidido su voto del 20 de noviembre: 'se lo van a pensar, créanme, y harán muy bien'.

En su intervención en el programa de TVE 59 segundos, Rubalcaba ha insistido en que, digan lo que digan las encuestas, él está en esta contienda para ganar, y aunque le gusta echar órdagos como jugador de mus no así en política.

'Decir voy a ganar me parece una falta de respeto con la gente, los partidos no somos dueños de los votos, me fastidia mucho esa gente que cree que los ciudadanos ya han decidido; se lo van a pensar créame, y además harán muy bien en hacerlo', ha advertido.

El candidato a La Moncloa ve posible crear empleo en los próximos cuatro años pero no quiere aventurar números como ha hecho el PP al prometer 3,5 millones de puestos de trabajo, una cifra que, ha dicho, los conservadores deberían 'destripar'.

También ha insistido en que prefiere ser 'realista' y no va a prometer nada que no pueda cumplir o no se pueda financiar, y se ha comprometido a utilizar dinero público para crear empleo, sobre todo juvenil, en los dos primeros años de su gobierno si gana las elecciones.

'Si hacemos las cosas bien crearemos empleo' 

Se trata, ha insistido, de no esperar a que la economía crezca al 2% para crear empleo, sino de hacer uso de recursos públicos para nuevos puestos de trabajo no sólo el primer año, sino también el segundo, en el que la situación económica aún puede 'renquear un poco'.

'No puedo prometer que vayamos a acabar con el desempleo en cuatro años, pero si hacemos las cosas bien crearemos empleo' en ese periodo, ha añadido.

En la defensa de sus propuestas fiscales ha señalado que se puede gastar menos e ingresar más, y ése será su objetivo, con la reinstauración del impuesto sobre el patrimonio para las rentas más altas, las que 'han resistido mejor la crisis', y con el nuevo tributo a los beneficios de la banca.

Al respecto, ha prometido que antes del día de las elecciones los españoles conocerán al detalle ambos impuestos, que estarán 'perfectamente definidos y calculados' y se sabrá antes de ir a las urnas qué rentas altas tendrán que pagar más a Hacienda.

En cuanto al tributo bancario, se ha fijado en los establecidos en otros países y ha reconocido que le gustan especialmente el modelo británico, que ha recaudado 1.500 millones de euros por este impuesto, y el francés, que ha ingresado algo menos.

De los gastos ha insistido en que 'no tocaría nunca' los de sanidad y educación, y en el primer caso incluso, si es necesario, se aumentarán los recursos al sistema sanitario,

Rubalcaba no ha querido hablar de su futuro tras las elecciones, y a la pregunta de si habrá segunda parte si no gana, se ha limitado a señalar: 'siempre hay segunda parte, en la vida y en la política'.

De los gastos ha insistido en que 'no tocaría nunca' los de sanidad y educación

El candidato socialista se ha definido como un madridista 'pacifista', cree que los puros habanos son su único vicio confesable y sobre la afición al deporte que comparte con su rival, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha matizado: 'yo lo he practicado siempre y creo que él sólo desde el graderío'.

Rubalcaba también ha confesado que duerme entre seis y siete horas, que desayuna un kiwi, un café y un cruasán, que paga siempre en efectivo y que nunca ha comprado por internet.

El candidato del PSOE, que 'cantaría' una chirigota a su rival como cabeza de lista por Cádiz en las elecciones de 2008, Teófila Martínez, ha reconocido además, como químico que es, con quién no tiene química: José María Aznar.

DISPLAY CONNECTORS, SL.