Público
Público

Rubalcaba se limita a trasladar su "preocupación"

Destaca que el ministro de Interior marroquí le dio una explicación "detallada" que "refuta las acusaciones graves" de los saharauis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ocho días después del desmantelamiento del Campamento Dignidad en El Aaiún, que ha provocado una fuerte tensión entre la opinión pública española y Marruecos, el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, recibió ayer a su homólogo marroquí, Taïb Cherkaoui. En la agenda del encuentro estaba la cooperación en materia de seguridad, sin embargo el protagonismo indiscutible giró en torno al conflicto en el Sáhara Occidental. Ambos prefirieron dar cuenta de los asuntos tratados por separado.

Durante la reunión, Pérez Rubalcaba manifestó al ministro marroquí 'la grave preocupación que existe en la sociedad española y que el Gobierno comparte' por lo sucedido en el campamento. Cabe recordar que el pasado sábado miles de personas salieron a la calle para protestar por la violación de los derechos humanos en el asalto al campamento.

El vicepresidente español no se quejó ante Cherkaoui del trato a la prensa

Lo cierto es que, pese a las reiteradas cuestiones que le plantearon en la rueda de prensa, el ministro del Interior español evitó condenar lo ocurrido en Gdeim Izik el pasado 8 de noviembre: 'La posición del Gobierno no ha cambiado', dijo. Rubalcaba se limitó a destacar que su homólogo le había dado una 'versión detallada y minuciosa' de los hechos y del operativo desplegado por las fuerzas de seguridad de Marruecos, que 'refutaba las acusaciones graves' publicadas en los medios de comunicación, basadas en la declaraciones de saharauis y de activistas españoles que presenciaron el asalto al campamento y la posterior represión en El Aaiún.

Además, el vicepresidente del Gobierno se mostró satisfecho con el compromiso alcanzado con Cherkaoui para que el Gobierno de Marruecos investigue, 'si hay algo que deba ser investigado'. Como ejemplo, señaló la investigación abierta por la fiscalía marroquí para determinar las causas de la muerte del ciudadano español Baby Hamday Buyema. Poco antes, el ministro marroquí se refirió a esta muerte como un 'accidente. Fue atropellado por un coche'. Rubalcaba afirmó que se realizarán 'investigaciones a fondo para tratar de lograr el total esclarecimiento de los hechos'.

El PP ve 'patética' la actuación de Rubalcaba y le llama 'falso demócrata'

Pese a la beligerancia de los ministros marroquíes con la prensa española y la censura que padecen los periodistas, Rubalcaba aseguró que no habían 'tocado' el tema en la reunión porque Marruecos tiene 'un ministro específico' para ello. La posición del Gobierno, dijo, es conocida y se remitió a las palabras de la jefa de la diplomacia, Trinidad Jiménez, exigiendo que 'los medios trabajen con libertad'.

El ministro informó de que el Ejecutivo había hecho una 'propuesta concreta' a Rabat para que los periodistas ejerzan su trabajo. Sin embargo, no desveló su contenido a la espera de que le trasladen una 'respuesta'. Más concreto fue sobre los dos acuerdos y el protocolo que el Gobierno español y el marroquí firmaron ayer respecto a temas estrictamente de Interior, en materia de lucha contra la inmigración ilegal y el narcotráfico, y la creación de comisarías conjuntas en Algeciras y Tánger.

La respuesta del PP fue virulenta. 'Patético' fue uno de los adjetivos que utilizó ayer el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, para calificar la comparecencia de Rubalcaba. 'El Ejecutivo de Zapatero decepciona al pueblo saharui, a todos los españoles y a los periodistas', denunció. A su juicio, ante los problemas, el Gobierno 'desaparece y se acobarda'.

Además, acusó a Rubalcaba de ser 'un falso demócrata' por haber dejado a los periodistas españoles como 'mentirosos'. Pons lamentó que el Gobierno no se crea las denuncias de los medios y dé por buenas las explicaciones de Cherkaoui. Además, criticó que Rubalcaba no denunciara la censura a su homólogo. 'A lo mejor él [Cherkaoui] no tenía obligación de saber qué les pasa, pero tú sí tenías la obligación de defenderlos', dijo tajante Pons.

Para el PP, ayer era el día perfecto para condenar 'la violación de los derechos humanos y el apagón informativo'. Pons reivindicó que con la libertad de prensa 'no se juega' y censuró que no se hubiese 'condenado ni siquiera la muerte de un ciudadano español'.

'Rubalcaba ha aceptado la versión que le han dado sin ponerle un pero', señaló indignado. Además, advirtió de que al PP no le basta con que el Gobierno dé por bueno el compromiso de Marruecos de investigar.

Por su parte, Mariano Rajoy dijo que 'todo lo que sea hablar e informarse' es positivo, refiriéndose a la reunión, y reconoció que le había llamado la ministra de Asuntos Exteriores para informarle de los acontecimientos del Sáhara.

Oficiales de enlace en Barajas y Casablanca

Dos oficiales de enlace, uno de la Policía española y otro de la Gendarmería marroquí, trabajarán en el aeropuerto del otro país para detectar documentación falsa de sus países de origen en la lucha contra la inmigración ilegal y otros delitos.

Avionetas con droga. nuevas en el narcotráfico

En los últimos tiempos se ha detectado su utilización para introducir droga en España. No albergan grandes alijos, pero tienen a su disposición numerosos aeródromos en España. Los agentes intercambiarán información.

Comisaría conjunta. Algeciras y Tánger

Los dos ministros firmaron el protocolo sobre detalles técnicos del acuerdo cerrado en agosto para establecer comisarías conjuntas en Algeciras y Tánger.