Público
Público

Rubalcaba pide el voto progresista de Catalunya para frenar la marea del PP

Chacón llama a la movilización para repetir el resultado de 2008 y desbaratar la "estafa democrática" de Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alfredo Pérez Rubalcaba pidió anoche en Barcelona el voto de la Catalunya progresista para 'mantener las conquistas sociales' y 'defender con uñas y dientes el Estado social'. Formando esta vez un estrecho ticket electoral con Carme Chacón, el candidato socialista a la Moncloa echó el resto ayer en la capital catalana para intentar frenar la marea azul que vaticinan los sondeos. Rubalcaba pidió anoche en Barcelona el voto de la Catalunya progresista para 'mantener las conquistas sociales' y 'defender con uñas y dientes el Estado social'.

Formando esta vez un estrecho ticket electoral con Carme Chacón, el candidato socialista a la Moncloa echó el resto ayer en la capital catalana para intentar frenar la marea azul que vaticinan los sondeos. Rubalcaba alertó sobre el riesgo de favorecer el monopartidismo por combatir el bipartidismo y apeló al voto útil. 'Fragmentar el voto de la izquierda sólo tiene un perjudicado, que son los trabajadores', advirtió ante unos 10.000 asistentes reunidos en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, en el emblemático enclave postolímpico del Forum. Rubalcaba también exhortó a los electores catalanes a 'recordar quién es el PP y lo que ha hecho el PP contra Catalunya'.

De ello se encargó con creces Carme Chacón, quien, ataviada de tejanos y blusa de rojo intenso, electrizó a los asistentes con una larga carga contra el PP en todos los frentes. La ministra-candidata emplazó a los socialistas catalanes a acudir a las urnas y liderar una 'marea progresista' que desbarate en las urnas lo que calificó de 'estafa y fraude democrático', refiriéndose de nuevo a la cada vez más visible 'agenda oculta del PP'.

Chacón fustigó al PP en el terreno de la igualdad y los derechos civiles y ensalzó explícitamentre el papel de Rubalcaba como ministro del Interior al pedir directamente el voto en su favor 'para que nuestros hijos sólo sepan de ETA lo que les contemos las madres'.

Carme Chacón, que hace cuatro años consumó la segunda victoria de Zapatero al lograr 25 de los 47 escaños en disputa en Catalunya, exhortó a hacer lo mismo este domingo con Rubalcaba. Ambos candidatos invirtieron ayer juntos el penúltimo acto de campaña también en el mundo sindical, con el fin de animar las bases más tradicionales del PSC como partido de izquierdas.

El PSC se enfrenta al golpe de gracia en Catalunya. Los sondeos le atribuyen una caída de ocho a diez escaños y una pérdida de hasta una docena de puntos. La sangría es en todas direcciones, amén de la abstención: el sector más catalanista pierde fieles en beneficio de CiU, una parte del voto españolista deserta hacia el PP y el ala izquierda registra un proceso de absorción desde las filas ecosocialistas, renovadas con el exdirigente de CCOO Joan Coscubiela.

Esta triple acción combinada amenaza con propinar un batacazo al PSC, que aspira sin embargo a mantenerse como fuerza más votada gracias a la división del voto conservador entre CiU y el PP. La defensa de su liderazgo en la izquierda es vital para su primacía histórica como primera fuerza en las legislativas.

Rubalcaba y Chacón invirtieron la mañana en este frente crucial, al participar en la sede central de CCOO de Catalunya en una reunión con el secretario de Organización del sindicato, Xesús González, y el secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez. Ambos mostraron total sintonía con el manifiesto unitario lanzado por los sindicatos. Rubalcaba y Chacón insistieron en denunciar la 'agenda oculta' que transpira el PP y el candidato a la presidencia aseguró que los últimos días están siendo 'muy clarificadores' en la medida en que Rajoy 'va contando lo que realmente tiene en la cabeza'.

El candidato a la Moncloa apela a 'defender las conquistas sociales'

'Nos vamos enterando de que están pensando en sacar a las pymes de la negociación colectiva', aseguró a modo de ejemplo, coincidiendo con uno de los puntos clave del manifiesto unitario de CCOO y UGT. 'Si Rajoy gana, habrá millones de trabajadores que quedarán desprotegidos', subrayó Rubalcaba. 'A más poder del PP, menos derechos de los trabajadores', añadió Chacón, quien hubo de deshacer equívocos sobre su alusión de la víspera al derecho de toda mujer -socialista y catalana, para más señas- a aspirar a liderar el PSOE. 'Ayer trasladé una cosa muy sencilla -afirmó la candidata- y es que en mi partido no se discrimina a nadie por ser hombre o mujer ni se discrimina a nadie por haber nacido en ningún territorio de España'.

La ministra dijo más: 'Todos los hombres y mujeres de mi partido, los socialistas del norte al sur y del este al oeste, trabajamos por una sola cosa: que el día 21 de noviembre, el de los dos que pueden ser presidente, el mejor, que es Alfredo Pérez Rubalcaba, esté trabajando en su discurso de investidura', afirmó.

La nota trágica del día fue el súbito fallecimiento de la madre de José Zaragoza, secretario de Organización y candidato del PSC, José Zaragoza, en pleno mitin.iesgo de favorecer el monopartidismo por combatir el bipartidismo y apeló al voto útil. 'Fragmentar el voto de la izquierda sólo tiene un perjudicado, que son los trabajadores', advirtió ante unos 10.000 asistentes reunidos en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, en el emblemático enclave postolímpico del Forum. Rubalcaba también exhortó a los electores catalanes a 'recordar quién es el PP y lo que ha hecho el PP contra Catalunya'.

De ello se encargó con creces Carme Chacón, quien, ataviada de tejanos y blusa de rojo intenso, electrizó a los asistentes con una larga carga contra el PP en todos los frentes. La ministra-candidata emplazó a los socialistas catalanes a acudir a las urnas y liderar una 'marea progresista' que desbarate en las urnas lo que calificó de 'estafa y fraude democrático', refiriéndose de nuevo a la cada vez más visible 'agenda oculta del PP'.

Chacón fustigó al PP en el terreno de la igualdad y los derechos civiles y ensalzó explícitamentre el papel de Rubalcaba como ministro del Interior al pedir directamente el voto en su favor 'para que nuestros hijos sólo sepan de ETA lo que les contemos las madres'.

La ministra pide el apoyo de toda la izquierda contra la 'agenda oculta '

Carme Chacón, que hace cuatro años consumó la segunda victoria de Zapatero al lograr 25 de los 47 escaños en disputa en Catalunya, exhortó a hacer lo mismo este domingo con Rubalcaba. Ambos candidatos invirtieron ayer juntos el penúltimo acto de campaña también en el mundo sindical, con el fin de animar las bases más tradicionales del PSC como partido de izquierdas.

El PSC se enfrenta al golpe de gracia en Catalunya. Los sondeos le atribuyen una caída de ocho a diez escaños y una pérdida de hasta una docena de puntos. La sangría es en todas direcciones, amén de la abstención: el sector más catalanista pierde fieles en beneficio de CiU, una parte del voto españolista deserta hacia el PP y el ala izquierda registra un proceso de absorción desde las filas ecosocialistas, renovadas con el exdirigente de CCOO Joan Coscubiela.

Esta triple acción combinada amenaza con propinar un batacazo al PSC, que aspira sin embargo a mantenerse como fuerza más votada gracias a la división del voto conservador entre CiU y el PP. La defensa de su liderazgo en la izquierda es vital para su primacía histórica como primera fuerza en las legislativas.

Rubalcaba y Chacón invirtieron la mañana en este frente crucial, al participar en la sede central de CCOO de Catalunya en una reunión con el secretario de Organización del sindicato, Xesús González, y el secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez. Ambos mostraron total sintonía con el manifiesto unitario lanzado por los sindicatos. Rubalcaba y Chacón insistieron en denunciar la 'agenda oculta' que transpira el PP y el candidato a la presidencia aseguró que los últimos días están siendo 'muy clarificadores' en la medida en que Rajoy 'va contando lo que realmente tiene en la cabeza'.

Los dos candidatos exhiben su sintonía con las propuestas
de CCOO y UGT

'Nos vamos enterando de que están pensando en sacar a las pymes de la negociación colectiva', aseguró a modo de ejemplo, coincidiendo con uno de los puntos clave del manifiesto unitario de CCOO y UGT. 'Si Rajoy gana, habrá millones de trabajadores que quedarán desprotegidos', subrayó Rubalcaba. 'A más poder del PP, menos derechos de los trabajadores', añadió Chacón, quien hubo de deshacer equívocos sobre su alusión de la víspera al derecho de toda mujer -socialista y catalana, para más señas- a aspirar a liderar el PSOE. 'Ayer trasladé una cosa muy sencilla -afirmó la candidata- y es que en mi partido no se discrimina a nadie por ser hombre o mujer ni se discrimina a nadie por haber nacido en ningún territorio de España'.

La ministra dijo más: 'Todos los hombres y mujeres de mi partido, los socialistas del norte al sur y del este al oeste, trabajamos por una sola cosa: que el día 21 de noviembre, el de los dos que pueden ser presidente, el mejor, que es Alfredo Pérez Rubalcaba, esté trabajando en su discurso de investidura', afirmó.

La nota trágica del día fue el súbito fallecimiento de la madre de José Zaragoza, secretario de Organización y candidato del PSC, José Zaragoza, en pleno mitin.