Público
Público

Rubalcaba: "Cuando la política se desprestigia sufre la izquierda"

El candidato socialista al 20-N ha defendido en su intervención ante el Comité Federal de los socialistas que "cuando la política se desprestigia es la izquierda la que sufre".  Ni Rubalcaba ni Chacón desve

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Cuando la política se desprestigia es la izquierda la que sufre'. Es una de las reflexiones sobre los resultados del 20-N que Alfredo Pérez Rubalcaba ha lanzado durante la apertura del Comité Federal del PSOE en la sede madrileña de Ferraz.

En sus intervenciones de esta mañana, tanto el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, como Alfredo Pérez Rubalcaba han pedido un Congreso Federal 'abierto'. De él deberá salir el líder que marque la pauta a un partido socialista 'herido'. No obstante, este sábado ni Rubalcaba ni Carme Chacón han querido desvelar si optarán a ser ese líder. Todos ellos han sugerido que éste deberá salir de un proceso democrático.

En su intervención, Rubalcaba ha asumido en primera persona los peores resultados de la historia del partido. Pero también ha querido subrayar algunas matizaciones clave para el futuro del PSOE. En opinión del candidato socialista al 20-N, el PP sigue sin representar el sentir general de los ciudadanos pese a haberse hecho con una holgada mayoría en el Congreso. 'No ha conseguido ampliar su techo electoral en las condiciones óptimas para hacerlo', ha dicho Rubalcaba, que ha añadido que si el partido liderado por Rajoy no ha superado los once millones ya (sólo ha conseguido 600.000 votos más que en las elecciones de 2008) no lo hará nunca.

Aun reconociendo la pérdida de cuatro millones de votantes, ha destacado la fortaleza que a su parecer ha demostrado el partido en un contexto especialmente difícil. Unas elecciones marcadas por la crisis, referencia, según ha dicho, de la incapacidad de la política para poner coto a los mercados. 'Es un hándicap muy importante para la izquierda', ha dicho Rubalcaba apelando a que se convierta en uno de los retos del partido.

También ha querido dar las gracias a los siete millones de votantes, a los que ha considerado como siete millones de compromisos a cumplir de principio a fin durante los próximos cuatro años y ha valorado la labor del presidente del Gobierno en funciones por dejar una herencia que tendrán que mantener: 'La capacidad de poner los intereses del país por encima de los del partido, esa coherencia que tan cara se ha pagado'.

'Hemos sido honestos y con eso hemos luchado, como hemos hecho siempre, nos hemos comprometido con los ciudadanos', ha afirmado Rubalcaba sobre la actuación del PSOE en una campaña electoral teñida, según ha enumerado, por la prima de riesgo, el desempleo y el frenazo del crecimiento económico que parecía que levantaba cabeza en los primeros meses del año, pero que se truncó en verano.

Asimismo, también ha apuntado qué es lo que puede darle la victoria al PSOE en las próximas elecciones generales: 'Aglutinar el voto de la mayoría progresista'. Mientras, ha dicho, la apuesta ha de ser una 'oposición centrada, no despistada ni desorganizada'.

El propio Rubalcaba ha sido quien ha puesto fin al Comité Federal con una nueva intervención a puerta cerrada. En ella, el que fue candidato socialista en las últimas elecciones generales ha hecho una férrea defensa del programa electoral, que en su opinión recoge 'soluciones realistas' y 'marca las líneas y las pautas por las que debe transcurrir la tarea de oposición'. 'Es lo que habríamos hecho en el Gobierno y es lo que deberíamos hacer en la oposición', ha recalcado.

En su opinión, contar con ese proyecto alternativo y de gobierno 'definido y solvente' es lo que distingue al PSOE del resto de fuerzas políticas.

Según han apuntado las fuentes del partido, en su segundo discurso Rubalcaba también se ha sumado a la intervención del secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el importante impacto de la crisis en los resultados electorales. 'Nunca he visto una sociedad tan preocupada como la que reflejaban' los estudios demoscópicos en precampaña y en campaña, ha explicado.

Para Rubalcaba, el mundo no vive una crisis, sino 'la gran crisis'

Con datos sobre las malas perspectivas electorales de los gobiernos de Francia o Alemania, ha rechazado que la crisis esté golpeando principalmente a los gobiernos de izquierdas, aunque ha reconocido que las políticas que se tienen que aplicar hacen más mella en el electorado de izquierdas.

Zapatero, según las mismas fuentes, ha evitado discutir hasta qué punto los problemas económicos y financieros han afectado a los resultados del 20N, pero sí ha dejado claro que ha sido fundamental, porque el mundo no vive una crisis, sino 'la gran crisis'.

En este contexto ha vuelto a defender las decisiones 'difíciles' que ha tenido que adoptar desde el Gobierno y ha reiterado que estaba 'plenamente convencido de que hacía lo que tenía que hacer': poner al país por delante del partido.