Público
Público

Rubalcaba quiere dar "un segundo apretón" a las sicav

"Hay patrimonios muy grandes que deben hacer un esfuerzo", justifica el candidato socialista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alfredo Pérez Rubalcaba ha visto ya materializada una de sus peticiones al Gobierno: la restitución del Impuesto sobre el Patrimonio. Que los más ricos paguen más. Pero el candidato socialista siente que no está todo hecho. Primero, porque el gravamen recuperado tiene 'agujeros' y le hace falta un rediseño completo. Y segundo, porque los más acaudalados gozan aún del instrumento de las sicav, las sociedades de capital variable, para colocar sus fortunas sin tener que retribuir mucho al fisco.

El aspirante del PSOE a la Moncloa bosquejó este sábado, en una entrevista con Isabel Gemio en Te doy mi palabra (Onda Cero), otra de las líneas maestras de su programa fiscal: 'No descarto en absoluto darles un segundo apretón a las sicav. Estudio una fórmula para apretarles un poquitito más. Es verdad, hay patrimonios muy importantes que deben hacer un esfuerzo'. No hubo más precisiones: el candidato indicó que este es un tema 'técnicamente complejo', que no conoce 'a fondo'.

Rubalcaba habló de un 'segundo apretón' porque el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ya retocó en 2010 el régimen fiscal de las sicav: obligó a que cuando los socios de una de estas sociedades acuerdan una reducción de capital social la puerta de atrás que utilizaban los ricos para no pagar al fisco tributaran como los rendimientos del capital, al 19% o al 21%. Se cerraba así una vía de escape a las grandes fortunas.

Pero en 2010 no se tocó la tributación del 1% de las sicav. La izquierda minoritaria ha exigido con insistencia que ese porcentaje se suba, pero el Gobierno siempre se ha negado porque, si no se hacía de forma concertada con la UE, los ricos huirían a otro país.

El Impuesto de Patrimonio está ya de vuelta. 'No es el que yo quiero', aclaró Rubalcaba. El candidato insistió en que su programa incluirá un nuevo gravamen para las grandes fortunas, que tape las deficiencias de un tributo que con el tiempo 'se ha degradado', ya que los ricos han utilizado 'subterfugios fiscales' para esquivarlo.

El exvicepresidente presentará los detalles del impuesto en las próximas semanas, y lo pondría en marcha, si ganara el 20-N, una vez llegara a la Moncloa.

Pese a las taras del actual Patrimonio, defendió su rescate, porque no afecta a las clases medias y porque en 2012 ya estarán disponibles los más de mil millones de euros de ingresos. Puede parecer poco, pero recordó que Esperanza Aguirre se ha enzarzado con los profesores en Madrid para ahorrarse 80 millones. 'Es bastante dinero, da para muchas cosas', como para fomentar el empleo juvenil, una de sus prioridades. Sostuvo que el Ejecutivo no actúa por electoralismo: está bien que sea 'transitorio', por dos años, justo el tiempo necesario para implantar su nuevo tributo.

Rubalcaba retó otra vez a Mariano Rajoy a decir si suprimiría o no Patrimonio, si quiere que los ricos paguen más o no. Pero la respuesta del PP sigue aún sin llegar.