Público
Público

Rubalcaba recurre a Amaral para burlarse de un diputado del PP

En su vuelta al Congreso, el vicepresidente recurre a la ironía ante la enésima interpelación del PP sobre el 'caso Faisán'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace tiempo que Alfredo Pérez Rubalcaba se ha convertido en el blanco preferido de la oposición, pero el vicepresidente se defiende siempre como gato panza arriba, a veces con firmeza y otras recurriendo a la ironía. 

Tal fue el caso de la sesión de control de este miércoles. Rubalcaba se burló del diputado del PP Ignacio Gil Lázaro después de que le volviese a interpelar por el caso Faisán . "¿Qué haría usted sin mi y sin el caso Faisán? es como la canción de Amaral, Sin ti no soy nada", le dijo Rubalcaba provocando las risas en la bancada socialista.

"Estos días que no he podido venir a la Cámara he tenido muestras de ánimo de muchos miembros del Grupo Popular y me llamó la atención la de usted, me decía: 'que se recupere pronto a ver si viene a responder a mis preguntas'", desveló el vicepresidente generando las primeras risas en el hemiciclo.

"¿Qué haría usted sin mí los miércoles", le dijo a continuación Rubalcaba a Gil Lázaro. "Y ¿qué haría sin mí los miércoles por la noche cuando pasea por las tertulias de la extrema derecha vertiendo infamias", añadió el ministro, quien volvía a una sesión de control al Gobierno en el Congreso tras dos semanas apartado por su convalecencia derivada de una infección de orina.

En otras ocasiones, el ministro del Interior ha recurrido a la misma canción de Amaral para describir la relación que existe entre Batasuna y ETA. "Esmérese y pregunte cosas nuevas", ha zanjado.

Antes de eso, el diputado del PP Ignacio Gil Lázaro, le preguntó acerca de "quién es el máximo responsable del 'caso Faisan'".

"Me preguntó lo mismo hace un año, lo mismo por escrito hace dos meses, por lo tanto me remito a aquella respuesta escrita que a su vez se remitía a aquella respuesta oral de hace un año", replicó el ministro también en tono irónico.

"Ni en una ni en otra contestó usted. El 'chivatazo' demuestra que usted cree que en el ejercicio del poder todo vale, por eso está en un callejón sin salida", le criticó Gil Lázaro, quien considera que la "prepotencia y soberbia" del ministro "le han jugado una mala pasada".

"En cualquier otro país ya tendría que haber dimitido o habría sido cesado", añadió Gil Lázaro al tiempo que ha asegurado que "convendría que el director general de la Policía y principal imputado en la causa, Víctor García Hidalgo recobrara la memoria en defensa del proceso judicial, la verdad y España".