Público
Público

Rubalcaba: "Un secuestro sería lo más compatible con el debate interno de ETA"

El ministro del Interior cree que la banda necesita un golpe de fuerza para demostrar a los suyos que "está viva"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con la precisión de un entomólogo, Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, diseccionó y analizó a ETA y el llamado entorno en una entrevista en Radio Euskadi en la que volvió a insistir en la posibilidad de que la organización terrorista cometa un secuestro en las próximas semanas.

Ve el ministro del Interior más posible este tipo de acción que un atentado.  'ETA está aislada socialmente, acosada judicialmente, nota la presión internacional y cada vez está más débil. Ante este panorama, muchos de sus miembros y los sectores más radicales de los presos necesitan saber que ETA aún está viva y para eso tiene que hacer algo llamativo que además sea compatible con el proceso de debate interno sobre el futuro de la lucha armada que se está produciendo en su seno y en su entorno', dijo el ministro. 

'En estas circunstancias es bastante fácil de entender que uno de los atentados que podría cumplir todos estos requisitos: demostrar que existe, que puede hacer una cosa importante y, al mismo tiempo, respetar ese debate interno, y no incomodarlo excesivamente, sería un secuestro', precisó.

A su juicio, se trata de 'un análisis razonable' y consideró necesario advertir a la gente porque, tras cuatro meses sin atentados, 'todo el mundo tiende a bajar la guardia'.

'Hay que poner a las FSE en esa hipótesis y a los ciudadanos' 

'Hay que poner a las Fuerzas de Seguridad del Estado en esa hipótesis y a los ciudadanos que, presumiblemente, podrían ser objeto de ese secuestro', insistió.

El ministro de Interior afirmó que ésta no es 'una ocurrencia de una tarde', que se ha 'pensado bien' y les ha parecido 'oportuno alertar sobre ello'. En esta línea, aseveró que no hay más objetivo en su advertencia que garantizar la seguridad.

Tras estas afirmaciones, Rubalcaba se centró en analizar el debate interno al que está sometido el mundo abertzale radical con cierto aire profesoral. 'Este es un debate muy publicitado porque hay gente que quiere dejar clara su posición. Podemos distinguir tres posiciones: lo que yo llamo los polis-milis, que son los que dicen que la estrategia política debe primar sobre la militar pero sin renunciar a las armas; son lo que quieren negociar con el Estado pero con las pistolas en la mesa y eso es imposible porque al final terminan mandando los de las pistolas'.

'Una segunda posición', continuó el ministro, 'es la que representan los sectores más duros, los de las pistolas, los que quieren seguir matando pase lo que pase. El tercer sector, el que yo llamo el de los polis-polis, son los que dicen que ETA no tiene nada que hacer, que la lucha armada no conduce a ningún sitio'.

Rubalcaba quiso dejar claro que es muy difícil que vuelva a haber una negociación con ETA, ni a corto ni a largo plazo: 'Es muy díficil que ningún gobierno en democracia vuelva a negociar con ETA. Esa vía ya la hemso intentado hasta en tres ocasiones en democracia y ya sabemos cómo terminó'.

La opción, por tanto, que tiene Batasuna si quiere presentarse a las elecciones municipales de 2011 es muy clara: o convence a ETA de que deje las armas o rompe con ella. 'La democracia tiene unas reglas muy claras: o votos o bombas. En Euskadi se puede defender cualquier cosa pero siempre con la palabra', concluyó contundente el ministro.

El ministro defendió la política de dispersión de presos etarras: 'Es legal y lógica con la lucha antiterrorista. En las cáceles españolas se respetan los derechos de todos el mundo'. Reconoció, sin embargo, que no todos los presos son iguales ni mantienen la misma actitud y que, por tanto, 'es lógico que la administración penintenciaria sea sensible a esas cosas'. 

Tras alabar la cooperación policial con la Ertzaintza, elogió la actitud del PNV y aseguró que las relaciones en este asunto son buenas. Fue un guiño a los nacionalistas: 'La cooperación policial se ha reforzado  ahora pero la dinámica viene de lejos, de hace tiempo. Con Javier Balza, el anterior consejero de Interior del Gobierno vasco, simepre hubo mucha comunicación y siemper hemos estado de acuerdo con el PNV en que ETA tiene que dejar la violencia'.