Público
Público

Rubalcaba señala a Page como relevo de Barreda

El alcalde de Toledo renuncia a ser diputado e irá al Senado para dedicar más tiempo a Castilla-La Mancha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es así en todo los casos, y cada uno tiene su particularidad, pero en algunos territorios la confección de las listas electorales está sirviendo para preparar lo que vendrá en el PSOE después de las elecciones generales.

El caso más evidente es el del alcalde de Toledo, Emiliano García Page, a quien Alfredo Pérez Rubalcaba ya ha ungido como relevo de José María Barreda en Castilla-La Mancha a cambio de que renuncie a encabezar la lista provincial al Congreso, como querían los socialistas de esta región. García Page, que desde hace mucho tiempo estaba considerado como el relevo natural, ha aceptado en contrapartida la oferta de ser designado senador por la Comunidad Autónoma, lo que le permitirá disponer de más tiempo para dedicarse al territorio. 'Queda claro que va a ser el hombre fuerte de Castilla-La Mancha', confirmaron fuentes de la dirección federal. Barreda encabezará la lista por Ciudad Real.

Cuadrado, portavoz en Defensa, se mide con Camacho en Zamora

Esta decisión deja sin cartel la lista de Toledo, pero sienta el precedente para aplicar la incompatibilidad entre los cargos de alcalde y diputado que quiere Rubalcaba. Y se perfila como el argumento para que Carmela Silva, primera teniente de alcalde de Vigo, renuncie a este puesto o a ser cabeza de lista por Pontevedra. Este pulso sigue abierto.

También están sin resolver en Galicia los números uno por A Coruña y Ourense, pero ayer la balanza se inclinaba a favor del ministro Francisco Caamaño y la exministra Elena Espinosa, respectivamente, en lugar de Miguel Cortizo, delegado del Gobierno, y Laura Seara, secretaria de Estado de Igualdad.

Torres Mora se ve relegado a un puesto de difícil elección en Málaga

En Castilla y León, el aterrizaje de Antonio Camacho ha abierto un conflicto en Zamora, no por la personalidad del ministro del Interior sino porque, en una circunscripción donde el PSOE sólo obtendrá un escaño, desplaza al veterano Jesús Cuadrado. En los sectores críticos se atribuye el desplazamiento a su relación con Carme Chacón, ya que es el portavoz en la Comisión de Defensa, mientras que Camacho sucedió a Rubalcaba en Interior. Cuadrado optó por plantar batalla en las asambleas locales, pero desde el PSOE se hizo saber anoche que Camacho se impuso con rotundidad a Cuadrado en Zamora capital.

En Andalucía, José Andrés Torres Mora, uno de los fundadores de Nueva Vía y jefe de Gabinete de Zapatero durante la legislatura que pasó en la oposición, se ha visto relegado al quinto puesto en la lista que encabezará otro miembro de aquel grupo, la ministra Trinidad Jiménez.

Los dos portavoces de Izquierda Socialista tienen sus escaños en el aire

Los críticos apuntan a que el aterrizaje de Jiménez en Málaga, que llegó tras la negativa de Magdalena Álvarez, ha sido 'una maniobra' para desplazar a Torres Mora con la tesis 'de que dos de Madrid son muchos'. Desde la dirección federal se niega cualquier intervención para castigar a Torres Mora, que apoyó a Tomás Gómez frente a Jiménez en las primarias para la Comunidad de Madrid, y no se descarta que pueda mejorar de posición, aunque se juzga 'muy difícil'. Torres Mora fue en 2008 el número tres, los escaños que se consideran seguros ahora.

También lo tienen complicado los dos portavoces federales de Izquierda Socialista, que podrían quedar fuera del Congreso. El madrileño Juan Antonio Barrio de Penagos, que iba el 18 en las anteriores elecciones, no figura entre los puestos seguros en la lista que se maneja como más probable, y el granadino José Antonio Fernández Tapias ocupará también un puesto en el que, si se cumplen los pronósticos, no saldría elegido.