Público
Público

Rubalcaba toma las riendas del PSOE sin dejar aún el Gobierno

El vicepresidente obliga a rectificar a Gómez, que anunció novedades "en los próximos días"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin dejar de ser todavía la viga maestra del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba ya ha tomado las riendas del PSOE. La última muestra la ofreció ayer su portavoz oficial, Marcelino Iglesias, quien en la comparecencia posterior a la reunión de la Ejecutiva habló más por boca del candidato, en el que sus compañeros aprecian ya el peso de la responsabilidad, que por la de José Luis Rodríguez Zapatero, al que perciben más relajado.

'El sábado será un día muy importante para nosotros y para el conjunto de la sociedad. Pondremos en marcha una candidatura muy competitiva, con un político de raza que tiene la mejor preparación para seguir gobernando', destacó el secretario de Organización. Ese día, previa confirmación de su nueva condición por el Comité Federal, Rubalcaba pronunciará su primer 'gran discurso' como candidato y Zapatero, como adelanto Público (2/7/2011), dará un nuevo paso atrás limitándose a ejercer de testigo por primera vez en los últimos 11 años, no hablará en un acto del PSOE.

Iglesias dice que la 'prioridad' de Rubalcaba todavía es el Ejecutivo

La importancia que se concede a esta convocatoria, que será la puesta de largo del candidato, viene a descartar que pueda ser ese día cuando Ru-balcaba desvele la fecha de su salida del Gobierno. 'Va a hacer un discurso muy potente, de adelantar las líneas maestras de su propuesta electoral, y hacer eso sería arruinarse el mismo el discurso', argumentan fuentes próximas.

No obstante, la incógnita se ha instalado en el PSOE porque, después de que la semana pasada trascendieran las presiones internas para que deje 'ya' el Gobierno, con Felipe González y José Bono a la cabeza, el candidato se ha enrocado en el silencio. 'Tomaré la decisión cuando sea el mejor momento y eso lo sé yo', repitió ayer a sus compañeros de Ejecutiva, que salieron de la reunión igual que entraron: unos pensando en finales de julio, otros en septiembre, y todos en el condicionante, también sin desvelar, de la fecha electoral.

El PSOE anuncia para el sábado un 'potente' discurso del candidato

Poco antes de reunirse la Ejecutiva, el ministro de Trabajo había provocado un nuevo enfado de Rubalcaba al comentar en Telecinco que habrá 'novedades en los próximos días' sobre su salida del Gobierno. Valeriano Gómez se vio obligado poco después a rectificar con unas declaraciones a Europa Press: 'No sé si será en los próximos días o en las próximas semanas'. Pero el daño ya estaba hecho. El foco de atención sobre el nuevo culebrón, cuyo desenlace ha de incluir una recomposición del Gobierno, volvía a situarse en esta semana.

Iglesias, siguiendo las instrucciones de Rubalcaba, hizo cuanto pudo por disipar esta expectativa. Aunque aseguró no tener conocimiento personal de la decisión del vicepresidente, sus respuestas apuntaron más a septiembre que a julio: 'Alfredo está trabajando en el Gobierno, que es su principal prioridad'; 'Quedan muchos meses de trabajo para concluir el programa de reformas del Gobierno'; 'Los presidentes siguen siendo presidentes cuando son candidatos y tienen un poquito más de responsabilidad que un vicepresidente'. Pero Iglesias ya se pasó semanas asegurando que Zapatero no anunciaría su retirada el 2 de abril y finalmente ocurrió.

Zapatero reiteró ayer que la prioridad del partido ha de ser en estos momentos arropar al candidato. Y Elena Valenciano presentó a la Ejecutiva la composición del Comité Electoral. Ante la adversidad de los pronósticos, acompañó la presentación de una arenga: 'A veces creemos que no podemos; pero si estamos convencidos, sí podemos. Se ha visto en el Debate de la Nación'.

Bancos e hipotecas

Para que no quedara duda de quién lleva ahora la batuta en el PSOE, Iglesias explicitó el respaldo del partido al nuevo discurso de Rubalcaba reclamando que los bancos asuman parte del coste de la crisis hipotecaria. 'Tiene razón', avaló el portavoz del PSOE.

Altas retribuciones

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que es uno de los elegidos por Rubalcaba para elaborar su programa electoral, también se mostró partidario de introducir tipos fiscales 'especialmente aumentados' para gravar las 'muy altas retribuciones', como las de los ejecutivos de las entidades financieras y como ya se hace en otros países.

Las Sicav, a salvo

Gómez descartó, sin embargo, modificar la fiscalidad de las sociedades de inversión, en las que suelen refugiarse las grandes fortunas, con el argumento de que su baja tributación se justifica por aplicarse sobre el ahorro. 'Los directivos no huyen a otros países. Los ahorros sí huyen buscando tipos fiscales más bajos', explicó con claridad.

La creación de empleo

Iglesias también defendió que Rubalcaba diga ahora que sabe cómo combatir el paro porque ahora 'estamos en un momento económico distinto y esas medidas no se podían poner en práctica con un crecimiento negativo'.