Público
Público

Rubalcaba: "Verificable o permanente son palabras que no valen"

Advierte de que no valen "dos o tres declaraciones" y exige que ETA sustituya sus siglas por las de 'FIN'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alfredo Pérez Rubalcaba ha advertido al ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, de que las 'décadas de hechos tremendos' protagonizadas por ETA 'no se cierran con dos o tres declaraciones'.

En declaraciones a Radio Euskadi, el vicepresidente primero del Gobierno se ha referido a la entrevista concedida por el encarcelado dirigente de la izquierda abertzale al diario estadounidense The Wall Street Journal, en la que sostiene que la organización terrorista está preparada para 'abandonar la violencia y perseguir una estrategia pacífica para crear un estado vasco independiente'.

A juicio del ministro de Interior, las palabras de Otegi 'no son novedosas', ya que se ha podido leer 'expresiones semejantes' suyas en las últimas semanas y meses.

Por ello, ha reclamado que 'convendría que pasáramos de la frase declarativa a la de verdad'. En este sentido, cree que lo que la banda tiene que hacer es 'sustituir tres letras por otras tres: 'ETA' por 'FIN''.

'Eso es lo que estamos esperando, que ETA declare el fin, y mientras tanto este juego de declaraciones merece silencio prudente', ha concluido.

Rubalcaba se ha vuelto a mostrar escéptico sobre que exista verdadera voluntad por parte de la banda de dejar las armas y ha advertido que esa voluntad es difícil de compatibilizar con el reciente robo de tarjetas de identidad en Francia. 

'La palabra tregua no vale nada desde el atentado a la T-4'

Por ello, ha considerado que la 'ceremonia' de declaraciones sobre un inminente abandono de la violencia por parte de ETA no es más que una 'estrategia de propaganda' de la banda terrorista.

Además, ha indicado que 'se pueden poner todos los adjetivos que se quiera a la palabra tregua', pero ha recordado que esa palabra 'no vale nada' desde que una bomba contra la T-4 de Barajas asesinó a dos personas. 

No obstante, Rubalcaba se mostró convencido de que el 2011 será 'importantísimo' para lograr el fin de ETA y pidió a los Reyes Magos que le traigan la 'sabiduría necesaria' para concretar el proceso.