Público
Público

Rubalcaba y Rajoy, bajo la lupa del votante

Los ciudadanos relacionan al candidato socialista con los fallos del Gobierno y ven al líder del PP como una incógnita, ya que no desvela su programa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

AAlfredo Pérez Ru-balcaba le persigue su pasado más inmediato y su dilatada trayectoria política. A Mariano Rajoy se le ve como un enigma, como un previsible futuro presidente del Gobierno que no ha desvelado qué va a hacer si llega a la Moncloa y que hasta ahora se ha limitado a censurar al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Son los mayores defectos que los españoles atribuyen a los dos principales candidatos presidenciales de estas elecciones generales del 20 de noviembre y así lo refleja el último Publiscopio.

Hasta un 66,6% cree que Rubalcaba 'es corresponsable de los fallos del Gobierno', y una cifra semejante de encuestados el 66% estima que su mayor tacha es que 'no aporta nada nuevo', que es 'más de lo mismo'.

Los ciudadanos ven al presidente de los conservadores débil dentro de su partido

En el caso de Rajoy, más del 60% de los sondeados ve en él tres defectos que habitualmente se le achacan: un 65,3% juzga que 'lo único que hace es criticar', mientras que un 64,8% entiende que el líder del PP es todavía 'una incógnita', pues 'no se sabe lo que hará cuando esté en el poder'. Un 62,6% percibe que 'tiene poca autoridad'.

Los datos se asientan en una muestra de 1.800 entrevistas, realizadas entre el 17 y el 20 de octubre, justo la semana en que se abrió un tiempo nuevo en Euskadi tras el anuncio de ETA del cese definitivo de la violencia.

El Publiscopio preelectoral refleja el grado de acuerdo o desacuerdo con otros fallos endosados a los dos candidatos. Un 53,4% de los sondeados opina que Rubalcaba 'carece de un proyecto propio' y un volumen algo menor (51,2%) lo ve como perteneciente al pasado, como un político que no es 'para el futuro'. Otro 48,7% conviene en que 'tiene poco peso' como presidente. En cambio, los ciudadanos sí creen que tiene 'iniciativa' (56,4%) y que 'da la cara en los momentos difíciles' (46,8%).

Rubalcaba gana en las áreas sociales y Rajoy es preferido para domar la crisis

Ocho defectos se le atribuyen habitualmente a Rajoy y los ocho son reconocidos como tales por los encuestados. Aparte de los tres ya citados que es una incógnita, que critica y que tiene poca autoridad, se le censura por 'dejarse manipular demasiado por su partido' (54,6%), por 'no ser bueno como número uno' 53,4%, por 'carecer de proyecto propio' (49,2%), por no tomar decisiones (48,8%) y, finalmente, por 'no dar la cara en los momentos difíciles, mancha que le afea hasta el 48,1% de los sondeados. Es decir, que se le percibe con menos dotes de mando, igual que Rubalcaba flaquea por su herencia en el Gobierno socialista, su larga presencia en primera línea y las dudas de que pueda encabezar un 'proyecto propio'.

Los simpatizantes del PSOE y los del PP coinciden en señalar cuáles son los principales defectos de Alfredo Pérez Rubalcaba: su corresponsabilidad con los errores del Ejecutivo lo cree así el 50% de los fieles socialistas y el 83% de los cercanos a Rajoy y su falta de frescura un 36% de los seguidores del PSOE cree es que 'más de lo mismo', igual que un 88% de los votantes conservadores.

Los dos aspirantes suscitan más recelos que confianza entre los votantes

Los electores del PP achacan a su líder dos grandes fallos: un 44% lo ve sin mucha autoridad y un 36% conviene en que es una 'incógnita'. Los simpatizantes socialistas le reprochan su querencia al ataque (91%) y, también, que no destape sus planes (82%).

El Publiscopio pregunta asimismo por las virtudes de los dos aspirantes. La cualidad más apreciada de Rubalcaba es su inteligencia recibe en ese aspecto una puntuación de 5,9 sobre 10, seguida de su capacidad de diálogo (5,6), su personalidad de líder, firmeza de carácter y capacidad para conectar con la gente (todas valoradas con un 5,3). También se le aplauden, pero con menor nota, su dinamismo (5,2) y su carisma (5,1 frente al 4,4 del líder del PP).

Todos los anteriores son atributos en los que el candidatos socialista supera a su principal oponente. Rajoy, en cambio, bate a Rubalcaba en serenidad (5,5), claridad de ideas y conocimiento de los problemas de los españoles (5,1) y honradez (4,8 frente a 4,3). Los dos empatan en 'habilidad para gobernar' se les asigna un 4,8 y los dos adolecen de falta de credibilidad.

¿Quién de los dos candidatos es mejor para el Gobierno? Los encuestados opinan, en líneas generales, que con Rubalcaba quedan más resguardadas las áreas sociales. Así, estiman que es el mejor para mejorar la educación y la sanidad públicas lo anticipa el 35,1% y el 33% y para salvaguardar los derechos sociales básicos (37,4%), su punto fuerte y en el que más ventaja saca a Rajoy (27,3%).

El líder del PP, sin embargo, gana a su oponente en el área económica. Donde los encuestados auguran que lo hará mejor es en ayudar a las empresas en crisis: un 50,9% avanza que su gestión será exitosa, por un 17% que prefiere para esa labor al aspirante del PSOE. Un Gobierno con Rajoy al frente, dice el 41,8% de los ciudadanos, será más apto para reducir el paro, mientras que sólo un 16,1% considera a Rubalcaba más capacitado para resolver el problema más acuciante del país.

Los sondeados están convencidos, asimismo, de que el presidente de los conservadores es más apto para sacar a España de la crisis (37,2%), la defenderá mejor ante la Unión Europea (36,8%), incrementará las pensiones y el salario mínimo (31,2%) y repartirá equitativamente el coste de la crisis (29,4 frente a 26,3%).

La mejor ubicación de Ru-balcaba en los temas sociales de cara al electorado tiene otra traslación. Los ciudadanos adelantan que los sectores más débiles de la sociedad resultarán más protegidos con el socialista como jefe del Ejecutivo. En concreto, los españoles juzgan que el exvicepresidente velará más por las mujeres (38,3%, contra el 25,6% que se apunta Rajoy), los trabajadores (36,4% frente el 28,9%), los jubilados y las personas mayores (35,1%) y los jóvenes (31,8%). Sin embargo, se prevé que el líder del PP cuidará más al colectivo hoy más vulnerable, el de los parados (32,1%). Rajoy mirará igualmente más por los pequeños empresarios (47,1% frente al 21,2% de Rubalcaba) y los intereses de la comunidad del encuestado (37,8%).

El último elemento de comparación es la confianza que inspiran ambos en el electorado. Los dos suspenden y las diferencias son mínimas. De Rajoy se fía mucho o bastante un 32,2% de los españoles, y de Rubalcaba, un 29,8%. A la inversa, el líder del PP suscita recelos en el 66,9%, y el candidato socialista, en el 68,3%.