Público
Público

Rufi Etxeberria afirma que no habrá más atentados de ETA

Zapatero dice que el paso dado por la izquierda abertzale es "muy importante" y considera que si hubiera ocurrido con un Gobierno de Aznar, el discurso del PP sería otro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria se mostró ayer convencido de que no habrá más atentados. 'El ciclo se ha cerrado y no vamos a vivir más episodios de lucha armada por parte de ETA', aseguró. Etxeberria expresó esta convicción un día después de haber presentado, junto al abogado Iñigo Iruin, los estatutos del nuevo partido de la izquierda abertzale, Sortu (nacer o surgir, en euskara), en los que rechaza de modo inequívoco el uso de la violencia, incluida la de ETA, como 'sujeto activo de conductas que vulneran derechos y libertades fundamentales de las personas'.

El líder de la izquierda abertzale en su proceso interno desde el encarcelamiento de Arnaldo Otegi, en octubre de 2009, mostró el convencimiento de que no habrá 'más episodios de lucha armada', en una entrevista con la cadena Ser, realizada antes de la presentación de Sortu, cuyo símbolo es un sol naciente. Sus diez promotores no están vinculados a partidos ilegalizados. En sus estatutos, fija como uno de sus objetivos 'contribuir' a 'la definitiva y total desaparición de cualquier clase de violencia, en particular, la de la organización ETA'.

Los promotores del nuevo partido son desconocidos en el ámbito político

Preguntado por si la izquierda abertzale se arrepiente por su trayectoria, Etxeberria remarcó que han hecho 'autocrítica' y que, aparte de las 'valoraciones del pasado', lo 'fundamental' ahora es esta 'decisión histórica': 'El avance histórico es que la violencia política es incompatible con la estrategia independentista'.

Etxeberria también se pronunció ante la hipótesis de que la Justicia reclame a la izquierda abertzale, como 'contraindicio' para su legalización, una exigencia a ETA sobre el abandono de la armas. Según dijo, los estatutos 'cumplen los requisitos que la ley exige', pero, agregó, 'si los tribunales exigen más, será el momento en que los promotores tendrán que atender al requerimiento de los tribunales'. Los diez promotores de Sortu son desconocidos en el ámbito político. Se trata de María Jesús Vélez, trabajadora social; Xabier Artola, profesor de la Universidad del País Vasco (UPV); Raquel Jausoro, trabajadora; José Mari Compains, abogado; Karmele Agirregabiria, directora de un euskaltegi (centro de aprendizaje de euskara), Iñaki Zabaleta, catedrático de la UPV; Maider Etxebarria, doctora en Geología; Edu Brugos, sindicalista; Ester Hernandorena, profesora; y Sonia Respaldiza, administrativa.

En su presentación, sin preguntas, leyeron una declaración con los elementos clave de los estatutos presentados la víspera. Así, indicaron que Sortu rechaza 'abiertamente y sin ambages' la violencia de ETA, que no estará bajo el 'tutelaje' de otra organización y que 'no es continuidad de nada': 'Hablamos de principios que no tienen identificación con anteriores modelos de organizaciones ilegalizadas. Nadie fagocitará este partido'.

Hoy presentarán los estatutos de Sortu ante el registro de Interior

La entrega de sus estatutos en el registro de partidos en Madrid tendrá lugar hoy con el apoyo de personalidades internacionales, como el miembro del Sinn Féin Alex Maskey.

La izquierda abertzale busca más apoyo internacional. Ayer, el dirigente Niko Moreno estuvo en Bruselas. En el acto, el Grupo de Amistad con el País Vasco hizo público un comunicado en el que defiende 'el derecho' de Sortu 'a ser legal'. La declaración fue firmada por una decena de eurodiputados entre los que figura Oriol Junqueras, de ERC, informa Daniel Basteiro.

La izquierda abertzale busca más apoyo internacional en Bruselas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, remitió ayer a los periodistas a lo dicho la víspera por el ministro del Interior y soslayó el tema en su intervención a puerta abierta ante los parlamentarios socialistas. Pero, en la parte de la reunión a puerta cerrada, lamentó con ironía la doble vara de medir que se aplica al Gobierno, según sea del PP o del PSOE. Así, comentó que, si el paso dado por la izquierda abertzale se hubiera producido con un Gobierno de Aznar, el PP lo estaría rentabilizando políticamente y diría que es un mérito de su estrategia. Por contra, dijo tener la impresión de que, desde el PP y algunos medios de comunicación, se intenta 'culpar' a su Ejecutivo de que hayan dado el paso de rechazar la violencia.

Zapatero reconoció que se trata de un paso 'muy importante' porque es una situación 'inédita' en la izquierda abertza-le. También intentó poner en valor el camino recorrido, tras 'lo mucho que sufrimos' después del atentado de la T-4.