Público
Público

Las rupturas de pareja caen un 27% en tres años

La edad media para separarse o divorciarsees de 43 años. La crisis no es la única razón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las disoluciones de parejas sentimentales se han desplomado en los últimos tres años en España. Entre 2006, cuando se alcanzó el máximo histórico de rupturas (145.919) y el año pasado (106.166), los divorcios y separaciones cayeron un 27%, según el balance publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A pesar de que la reducción general de las rupturas coincidió con la llegada a España de la crisis económica, sociólogos y agrupaciones de separados y divorciados rechazan que el fenómeno se deba únicamente a motivos económicos y apuntan a otros importantes cambios sociales producidos en los últimos años. 'La gente ya no se casa y, si no hay matrimonios, tampoco hay divorcios', resume el presidente de la Asociación Padres de Familia Separados, José Luis Rubio.

La duración media de los matrimonios que se disolvieron con un divorcio el año pasado fue de 15,3 años (el 29,7% duró más de 20, y el 20,6%, entre 6 y 10). La mayoría de las personas que se divorciaron tenía entre 40 y 49 años. La media de edad fueron los 43 años (41,9 años las mujeres y 44,4 los hombres). Del total de disoluciones registradas en 2009, 158 correspondieron a matrimonios homosexuales.

'España es un país divorcista porque la gente se divorcia atendiendo a razones sentimentales y se olvida de las económicas', asegura el presidente de Padres y Madres en Acción (PAMAC), Paco Rodríguez. 'Cuando alguien lo hace es porque ya no aguanta más la situación de pareja', dice.

No obstante, las implicaciones económicas vinculadas al matrimonio (la compra de vivienda, fundamentalmente) también han lastrado el dato global de las rupturas.


La explicación de los expertos es simple: dos viviendas son más caras que una y, en ocasiones, se prefiere esperar a que repunte el coste de la vivienda para no perder dinero. El periodo medio de espera para vender una casa se ha alargado hasta los dos años y los precios se han reducido cerca de un 25% desde 2006.

Por otra parte, el 64,6% de las rupturas fueron de mutuo acuerdo, lo que supuso un aumento respecto al 63,7% de las disoluciones de este tipo el año anterior. Además, los tiempos de espera sufrieron una leve reducción, al pasar de los 5 meses de 2008 a los 4,9 de 2009. En total, el 71,4% de las rupturas se resolvió antes de los seis meses y el 8,5% se demoró mas de un año.

Los últimos datos del INE desmienten los augurios que, durante la tramitación de la Ley del Divorcio Exprés de 2005 que agilizó los trámites y redujo los costes del divorcio, vaticinaron la Iglesia Católica y destacados políticos conservadores, que previeron alarmados un boom de rupturas.

El entonces vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Antonio Cañizares, llegó a profetizar una 'plaga de divorcios' alentada por 'legislaciones cada vez más permisivas'.