Público
Público

Sabanés deja IU para irse a Equo

La exdirigente madrileña y exlíder de los gasparistas comunica a la dirección su marcha definitiva y pasa a colaborar con el proyecto ecosocialista de López de Uralde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La larga andadura de Inés Sabanés Nadal (Cubells, Lleida, 1953) en Izquierda Unida ha llegado definitivamente a su fin. La exdiputada madrileña, según ha podido confirmar Público, ha comunicado esta tarde por correo electrónico a la dirección que deja ya de forma irreversible su militancia en la formación de Cayo Lara para proseguir su carrera política en Equo, el proyecto ecosocialista fundado por Juan López de Uralde en septiembre de 2010 y que en otoño se constituirá en partido para luego poder presentarse a las próximas elecciones generales. 

Sabanés resuelve así un progresivo distanciamiento respecto a la actual cúpula de IU. El pasado 25 de enero, comunicó a Lara por carta que abandonaba todos sus cargos orgánicos en la dirección federal: la Presidencia de la Fundación por la Europa de los Ciudadanos (el laboratorio de ideas de IU) y sus tres puestos en los máximos terminales de poder de la federación: el Consejo Político, la Presidencia Ejecutiva y la Comisión Ejecutiva. Además, abandonaba también el liderazgo de IU Abierta, la familia política de Gaspar Llamazares. 

En aquel momento, explicó que su dimisión, 'largamente meditada', se debía a 'múltiples factores, incluso personales', que le exigían 'el tiempo y la distancia necesarias' para 'reordenar' su vida 'profesional o política en el futuro'. La dirección federal respondió con un comunicado en el que lamentaba y respetaba 'profundamente' la decisión de su exdirigente, a la que alababa por 'la calidad del trabajo realizado'.

En enero, cuando dejó sus cargos federales, el PSM y Equo la cortejaron

Entonces, tanto el Partido Socialista de Madrid como Equo le abrieron las puertas. Sabanés no quiso. En todo momento enunció su intención de acabar la legislatura como diputada en la Asamblea de Madrid. Desde enero, sus apariciones públicas se restringieron al mínimo. Mantuvo su contacto con la plataforma madrileña Confluencias y no participó en el gran circuito de las elecciones autonómicas y municipales del 22-M. Quería tiempo para pensar. Para dirimir qué hacer. Mientras, se reincorporó a su trabajo como funcionaria en el Ayuntamiento de Madrid. Sólo se dejó ver el pasado 5 de junio en la presentación de Equo como futuro partido verde

Sabanés: 'Las distintas expresiones de la izquierda deben cooperar, no confrontar'

Su reflexión acabó hoy. Remitió su baja de militancia a Gregorio Gordo, coordinador general de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) , y a la Presidencia Ejecutiva Regional. 'Es una decisión personal, hecha en el momento oportuno, y después de una reflexión meditada –apuntaba esta noche por teléfono a Público–. Siento que he cumplido una etapa después de un tiempo de desencuentro con IU. La dirección emprendió un camino que no comparto, pero no voy a entrar en bronca con ella. Ahora estamos en un momento en que las diferentes expresiones de la izquierda deben asumir un modelo de cooperación política, no de confrontación'. Aturdida por el impacto de la noticia, no quiso detallar más su futuro inmediato ni deslindarse de sus propias declaraciones en su blog. Mañana jueves, 16 de junio, lo hará en una rueda de prensa a las 11.30 horas en la sala Colectivo Latina, en la calle de Luciente de Madrid. Está prevista asimismo una asamblea informativa de Equo en la que es probable que participe.

Sabanés destacó en la última legislatura autonómica (2007-2011) por su implacable denuncia de los escándalos de corrupción que acechaban a Esperanza Aguirre. El caso Gürtel, por descontado, y también el caso de los espías. En 2007 asumió la portavocía del grupo parlamentario de IU en la Cámara regional, puesto de la que fue descabalgada en diciembre de 2010, cuando la dirección regional aupó a Gordo tras elegirlo como candidato para la Comunidad en los comicios del 22-M.

La exdiputada sigue los pasos de Reyes Montiel, también exparlamentaria madrileña de IU que dejó la Asamblea en octubre para unirse a Equo. Hoy es la presidenta de la fundación. 

Sabanés se afilió en 1987 al PASOC, partido socialdemócrata fundador de IU. En 1996 se convirtió en diputada al Congreso por Madrid. Después fue en dos ocasiones consecutivas candidata de IU al Ayuntamiento de la capital (1999-2003 y 2003-2007), hasta que en 2007, tras una dura disputa interna, se convirtió en la candidata para las autonómicas. En 2008, en la IX Asamblea Federal, fue la número uno de la lista gasparista. Su sector perdió el cónclave a favor de la candidatura de Lara, promovida por el PCE


Quien primero respondió a la marcha de Inés Sabanés por la dirección de IU fue Gregorio Gordo, en calidad de líder madrileño de IU y de portavoz de la ejecutiva federal que dirige Cayo Lara: 'Le agradecemos los servicios prestados a IU, igual que esperamos que agradezca a IU su notoriedad alcanzada gracias a todos los cargos públicos habidos y por haber que ha ejercido en todos estos años. He escuchado discursos parecidos de gente como Cristina Almeida o Diego López Garrido [de Nueva Izquierda] que ha acabado en sitios parecidos, en el PSOE y aledaños', apuntó, en declaraciones a este diario. En resumidas cuentas, censuró, ha optado por la vía de la 'fractura y la confrontación', cuando más necesaria es la convergencia de la izquierda. 

Gordo calificó de 'curioso' que Sabanés anunciara su partida justo el día del debate de investidura de Esperanza Aguirre, en el que IU ha mostrado su 'oposición frontal' a las políticas de la presidenta madrileña y a los 'recortes sociales' del Gobierno central.  'Me preocupan más los cinco millones de parados, los problemas de verdad. IU no es una pasarela de candidatos y modelos. No nos vamos a entretener', abundó. El coordinador no quiso 'adelantar ni aventurar' si, detrás de la exdiputada, abandonarán el barco otros dirigentes. 'No tengo por qué presumir intenciones'. IU-CM lanzó después una nota en la que reproducía casi literalmente las palabras de su coordinador. La dirección federal, esta vez, prefirió no emitir ningún comunicado. 

Más mordaz fue Ángel Pérez, portavoz de IU en el Ayuntamiento de la capital y tradicional hombre fuerte de la federación madrileña: 'Si hubiera encabezado la lista [del 22-M] no se habría ido y esa es la mejor explicación de por qué no encabezó la lista'.

Tampoco se mordió la lengua el secretario federal de Organización y número dos de Cayo Lara, Miguel Reneses. Primero consideró 'previsible' su retirada dado el 'enfriamiento' de los últimos tiempos. Pero luego le hizo una crítica de mayor calado: se va, dijo a Europa Press, a una formación “ambigua y etérea”, calificativos que “conectan” con la propia Sabanés.

Defensa de Equo y de IU Abierta

Si la marcha escocía en IU, la 'satisfacción' recorría Equo. 'Es una excelente noticia', decía ufano a este periódico Juantxo López de Uralde. El exdirector de Greenpeace se limitó a señalar que Sabanés se pondrá a 'colaborar' con el proyecto, pero no bajó al detalle. Por lo pronto, la defendió de las críticas: 'IU no ha sabido valorar qué ha supuesto su trabajo y sus aportaciones. Con sus palabras, están definiéndose a sí mismos. Inés no busca poltronas, no las hay, no hay puestos que ofrecer. Le honra que aporte ilusión y se sume a un proyecto que está por construir. Ese es el atractivo de Equo, un futuro ilusionante'. 

Por parte de su exfamilia política también llegó la defensa. Gaspar Llamazares, escueto, afirmó 'respetar, pero no compartir' la decisión, e insistió en su apuesta de 'frentes amplios' de la izquierda. La actual jefa de filas de los gasparistas, Montse Muñoz, expresó asimismo su tristeza por la noticia y dirigió un aviso claro a la dirección de Lara. 'En IU creemos que hay margen para trabajar. Pero una fuerza política no puede estar contenta cuando se le van dirigentes de gran respaldo y reconocimiento social. Ella explicará sus razones, pero no comparto que se diga que se va por intereses perversos'. Y, como el diputado de IU, clamó por una izquierda 'amable y plural'.