Público
Público

Un sacerdote de peluche que quiere abrazar a los niños

Las tiendas de productos católicos en Internet ofrecen para esta navidad un muñeco de un cura que busca despertar vocaciones tempranas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las tiendas en Internet de productos y objetos de iconografía católica tienen este año un nuevo juguete dirigido a los más pequeños de las familias. Después de conseguir poner una pulsera decenario en las muñecas de millones de niñas en todo el mundo, el próximo juguete ‘santificado' es un muñeco de peluche de un sacerdote que promete cariño y abrazos para los más pequeños.

Este 'muñeco vocación' del padre Juan Pablo, con un tamaño de 33 centímetros, viene para formar parte de la vida de los niños y ofrecerles un 'santificado' abrazo. El juguete está diseñado 'para dar a los niños y niñas una mirada al interior de la vida de los sacerdotes en el mundo real', según reza la publicidad del juguete.

Así, cada muñeco hecho de felpa viene acompañado de un folleto de la firma especialista en juguetes religiosos Wee Believers (Pequeños Creyentes) con historias de la vocación de cinco sacerdotes. La figura de algodón y poliéster y el libro que la acompaña tienen como objetivo que los niños aprendan más sobre las vocaciones religiosas a través de diagramas, historias, fotografías, palabras de vocabulario específico y otros recursos didácticos.

Los responsables de su fabricación aseguran que estos muñecos sirven como ayuda a los padres para fomentar las vocaciones dentro de la familia y ayudar a los educadores a hablar con los niños pequeños en el aula sobre el mundo sacerdotal. Una regalazo para un jovencito católico con ganas de oír la llamada a la vida consagrada, por poco más de 20 euros.