Público
Público

Salgado defiende ante el PSOE que el Presupuesto "es de izquierdas"

La vicepresidenta económica intenta frenar el desasosiego entre los parlamentarios socialistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Es un Presupuesto de izquierdas y se puede defender perfectamente'. Con esta afirmación intentó ayer la vicepresidenta económica, Elena Salgado, frenar el desasosiego que invade a buena parte del PSOE a la vista del carácter fuertemente restrictivo de las cuentas del Estado para el año próximo, que vienen a confirmar que el periodo de ajustes aún no ha concluido, en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas de mayo y con el Gobierno enfrentado a los sindicatos en abierto desencuentro con, al menos, parte de la mayoría social que le da soporte.

En apoyo de la vicepresidenta acudió Francisco Fernández Marugán. El veterano portavoz presupuestario del PSOE, procedente del antiguo sector guerrista, avaló la afirmación de Salgado con una argumentación alabada por varios de sus compañeros por su 'lucidez política'. Fernández Marugán sostuvo que el proyecto conjuga 'la imprescindible austeridad con una importante garantía de cohesión social', lo que permite su defensa desde una perspectiva de izquierdas.

La ministra esgrime la fuga de capitales para no gravar más las sicav

En esta línea abundó la diputada catalana Isabel López i Chamosa, de origen sindicalista y portavoz del PSOE en la Comisión del Pacto de Toledo, quien llamó a 'poner en valor' que el 58% del gasto recogido en el Presupuesto es de carácter social.

Salgado, acompañada de los secretarios de Estado de Economía y de Hacienda, se reunió a puerta cerrada con los parlamentarios socialistas tras entregar el proyecto presupuestario en el Congreso de los Diputados. Su exposición inicial fue bastante escueta y no aportó novedades respecto de la presentación que hizo ante los medios de comunicación, pero el turno de preguntas propició algunas clarificaciones, según la versión de varios parlamentarios recogida por Público.

De la Rocha critica al Gobierno por 'mirar sólo a los mercados'

La vicepresidenta económica justificó la decisión de renunciar a un impuesto sobre las grandes fortunas y a subir el tipo que grava las sociedades de inversión de capital variable (sicav) cuando estas opciones fueron sacadas a relucir por Juan Antonio Barrio. El portavoz de la corriente Izquierda Socialista valoró la subida del IRPF para las rentas más altas y que se cierre el portillo de fuga a los beneficios de las sicav, pero juzgó insuficientes estas medidas fiscales.

Salgado alegó que en Euskadi se subió el tipo de las sicav del 1 al 28% y desde entonces no ha quedado ninguna en territorio vasco. En cuanto a las grandes fortunas, argumentó que el impuesto sobre patrimonio está cedido a las comunidades autónomas, de modo que las gobernadas por el PP no implantarían esta medida y se provocaría un desplazamiento hacia esos territorios en la domiciliación de todos los grandes patrimonios.

La intervención más crítica corrió a cargo de Manuel de la Rocha. Este diputado, vinculado a UGT, puso el acento en 'los efectos políticos y sociales' de un Presupuesto que, a su juicio, es consecuencia del giro de la política económica que se dio en mayo y que ha provocado 'la ruptura de nuestra base social'. Tras destacar el brusco salto de la política de estímulos fiscales a la de ajuste duro, concluyó que 'sólo se mira a los mercados' y el proyecto presupuestario 'está al margen del concepto social'.

Salgado replicó que los mercados 'están ahí' y no se puede ignorar su existencia. Para reforzar esta afirmación, aportó datos sobre el coste millonario que para las arcas públicas supone cualquier incremento en los intereses de la deuda.