Público
Público

Sánchez Camacho exige la dimisión inmediata del director de los Mossos

La líder del PP catalán asegura que si renuncia  volverá a encargar a la policía autonómica su seguridad después de decidir este fin de semana dar esta tarea a la Policía Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha exigido este lunes la dimisión inmediata del director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, y ha anunciado que si esto se produce volverá a encargarles su seguridad después de decidir este fin de semana dar esta tarea a la Policía Nacional. En una rueda de prensa, Sánchez-Camacho ha exigido el cese de Prat por 'desconfianza absoluta' en él y por 'haberse reunido con una periodista que horas antes estaba con un delincuente -el director de la agencia de detectives Método 3- que luego fue detenido horas más tarde'.

La líder del PPC ha vinculado esta polémica con la supuesta relación del director de servicios penitenciarios de la Generalitat, Xavier Martorell, con la agencia de detectives, en el epicentro del presunto espionaje político en Cataluña, por lo que ha exigido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, una respuesta clara ante 'esta crisis de gobierno' que desde CiU 'han intentado minimizar atacando al PPC'. Sánchez-Camacho considera que Prat 'ha mentido' al negar el sábado la información que reveló un informe de la Policía Nacional, que indicaba 'que había estado cerca del domicilio del director de Método 3 el día de su detención' por los casos de presunto espionaje político en Catalunya. 'Ahora se ha sabido que recogió con su coche oficial a una periodista que acababa de reunirse con el director de Método 3, detenido horas después; yo no creo en las casualidades ni me imagino al ministro de Interior, por ejemplo, recogiendo a periodistas en su coche oficial después de reunirse con presuntos delincuentes', ha subrayado.

La líder del PPC lamenta que la Conselleria de Interior 'haya justificado la mentira' de Prat, así como que en lugar de comunicarse con ella a raíz de este asunto la 'critiquen a través de los medios de comunicación'. 'Con los mossos que han trabajado conmigo cinco años tengo una relación de absoluto aprecio profesional y personal, la renuncia a su protección se debe sólo a mi absoluta desconfianza hacia su director político', ha subrayado. Y ha añadido en este sentido: 'En el Govern están muy nerviosos, cada vez hay más conexiones -con los casos de presunto espionaje en Catalunya-, han creído que un ataque es la mejor defensa, pero la verdad acabará saliendo'.

Sánchez-Camacho también ha desmentido unas declaraciones de Prat en las que le recriminaba haber llevado la semana pasada escoltas de la Policía Nacional sin avisar previamente a los Mossos. La líder del PPC ha explicado que sólo durante un par de días solicitó los servicios de 'contravigilancia' para garantizar la seguridad en el colegio de su hijo, adonde se acercaban medios de comunicación preguntado por el pequeño, según ha explicado. 'Yo estaba entonces en Madrid por el Senado, y los Mossos tuvieron conocimiento de esto en todo momento', ha precisado.

Por su parte, el director de los Mossos ha descartado dimitir como le ha pedido Sánchez-Camacho, a quien ha acusado de 'mentir' para desprestigiar a la policía catalana e intentar presentarla como un cuerpo 'politizado'. En rueda de prensa, Prat ha acusado la líder del PP catalán de 'faltar a la verdad' al sostener que él tenía su coche frente al domicilio del director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, el día de su detención y de 'mentir' al decir que pidió por primera vez el sábado que se encargara de su seguridad la Policía Nacional, porque la Secretaría de Estado de Seguridad lo reclamó hace tres semanas.

El jefe de los Mossos también ha dicho que Sánchez-Camacho mintió al asegurar que no llegó a tener doble cobertura policial de escoltas -por parte de los Mossos y de la Policía Nacional-, porque, ha asegurado, durante dos días de finales de febrero se dio esta circunstancia, sin que la policía catalana lo supiera previamente. Al ser preguntado sobre si piensa dimitir, como le ha pedido hoy Sánchez-Camacho quien subrayó que si lo hace volverá a encargar su vigilancia a los Mossos d'Esquadra, Prat ha afirmado que 'en absoluto' se le ha pasado por la cabeza esta opción.

Según Prat, sería un 'error dimitir' ahora por este tema, ya que, en su opinión, se ha dado un intento de 'intoxicar y desprestigiar' a los Mossos y él se siente con 'fuerza' para defender la 'honorabilidad' y 'profesionalidad' de la policía catalana.